El próximo 7 de agosto, desde las 3:00 p. m., Colombia tendrá un cambio de capitán en la Presidencia de la República, cuando Iván Duque entregue el poder al hoy presidente electo del país, Gustavo Petro.

Desde ese momento, Duque volverá a ser un civil común y corriente que tendrá total libertad de desempeñarse en el área que a su parecer le permita seguir aportando al crecimiento de Colombia; y parece que serán las Fuerzas Militares el fortín escogido por el actual primer mandatario para continuar su lucha por el cambio del país.

Así lo informó en medio de un evento público en el que detalló que su servicio a la democracia sería como docente: “Cuando el 7 de agosto, a las 3:00 de la tarde, vuelva a mi condición de simple ciudadano, ahí también seguirán experimentando mi lealtad y mi compromiso”.

“Desde ya voy a decir que será un honor muy grande volver a las escuelas de formación como profesor ad honorem, para que mi experiencia, mucha o poca, les sirva a todos los soldados de Colombia, porque los quiero, los admiro y los respeto”, añadió.

De esta manera, Duque seguirá trabajando de la mano de las Fuerzas Militares, sin recibir ninguna retribución en su función como docente, con el fin de mostrar su compromiso con el país.

2022-06-23

Otros Confidenciales

VICKY EN SEMANA

“No le queda bien a Petro liderar la eliminación de la Procuraduría porque queda un tufillo de venganza”

Gabriel Vallejo, representante a la Cámara por el Centro Democrático, recordó que el Ministerio Público procedió en su momento contra el hoy presidente electo.