Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1990/09/03

APUROS EN PALACIO

El nombramiento del Secretario General de la Presidencia, Germán Montoya, como nuevo embajador en el Canadá, tiene su pequeña historia. El presidente Barco llamó al presidente electo, César Gaviria, y le recomendó a Montoya para esa misión diplomática. Gaviria, sin inmutarse, le respondió que él no se comprometía a hacer ese nombramiento, aunque, naturalmente, lo dejaría en el cargo si lo encontraba nombrado. A Barco, desde luego, no le gustó mucho la respuesta de Gaviria, pero no tuvo más remedio que aceptar y correr a nombrarlo él mismo.

Cargando...
Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.