Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1998/11/02

COINCIDENCIA CARCELARIA

El miércoles de la semana pasada, a eso de las cinco de la tarde, aparecieron siete personajes en la plenaria del Senado preguntando por Carlos Alonso Lucio. La mayoría de sus colegas pensaron que eran agentes de la Fiscalía que venían a detenerlo por una posible orden de captura en su contra. Pero aunque Lucio abandonó el Capitolio en compañía de los siete hombres no se dirigió a la Fiscalía sino a la cárcel de La Picota. Allí solicitó hacer parte del Foro de Paz que en ese momento se organizaba en el centro penitenciario. A la misma hora los hermanos Rodríguez Orejuela solicitaron una salida del pabellón de máxima seguridad de la cárcel para participar en el mismo foro. Los Rodríguez dijeron tener una contribución importante para la mesa de paz. Sin embargo la Policía consideró sospechosa la coincidencia y negó el permiso de salida a los Rodríguez Orejuela.

Cargando...
Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.