Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1990/10/15

CURIOSA COINCIDENCIA

El martes pasado en horas de la mañana había más de una docena de guardaespaldas en el piso cuarto de la Fundación Santa Fe al norte de Bogotá, cuidando a alguien muy importante. El lunes por la noche se había internado en ese centro el ex-presidente Virgilio Barco y, obviamente, todo el mundo pensó que los escoltas eran para cuidarlo a él. Pero no era así. En realidad estaban destinados a custodiar al extraditable Luis Fernando Morales, quien se encontraba en el mismo piso, a 20 metros del cuarto del ex-presidente. Morales fue víctima de una
grave infección hepática y debido a eso su extradición fué pospuesta recientemente por el gobierno. Para curarlo se decidió enviarlo a la Fundación Santa Fe, con una escolta digna de un ex-presidente.

Cargando...
Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.