Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2005/03/20

De un lado al otro

Las autoridades no le creen del todo los trastornos mentales a Guillermo Fino. A pesar de que los diagnósticos siquiátricos coincidían en que eran reales, no lo dejaron permanecer en la clínica y lo regresaron a la cárcel de La Picota. El Inpec designó una comisión de presos para cuidarlo 24 horas al día por turnos. Los improvisados enfermeros hicieron huelga, lo cual hizo que llamaran a un perito de Medicina Legal, quien confirmó la realidad de los trastornos. Fino fue entonces trasladado a la Clínica La Inmaculada, donde permaneció varios días, pero fue llevado hace poco otra vez a La Picota.

Cargando...
Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.