Las 16 curules en la Cámara de Representantes destinadas para las víctimas del conflicto y que se estrenaron desde el pasado 20 de julio, significan un avance importante para el país en materia de implementación del Acuerdo de Paz.

Por primera vez, las víctimas del conflicto tendrán bancada propia. Como parte del Acuerdo de Paz, se acordó que los territorios que fueron impactados directamente por la violencia tenían derecho a 16 curules en la Cámara.

El simbolismo de tener a las víctimas en el Congreso toma mayor relevancia con el hecho de que están frente a frente con algunos de sus victimarios, pues el Partido Comunes, de los ex-Farc, seguirá por los próximos cuatro años con sus cinco curules aseguradas en la Cámara y cinco en el Senado.

Sin embargo, este importante y significativo hecho para el país implica un costo económico para los colombianos. El año pasado se debieron adelantar una serie de adecuaciones en el Salón Elíptico, recinto de la Plenaria para ampliar el número de curules.

Y ahora, la Cámara de Representantes acaba de abrir el proceso de contratación para adecuar el mobiliario de las oficinas de estos representantes de víctimas.

Según el documento, denominado contrato de comisión 1818 de 2022, para esto se tendrán que invertir 981 millones de pesos.

“Contratar la adquisición, instalación y puesta en funcionamiento de mobiliario y enseres para dotar las oficinas de representantes que sean necesarias para la implementación de las curules de paz”, indica el objeto del contrato.

2022-08-09

Otros Confidenciales

VICKY EN SEMANA

Comunidad del anillo | Coronel (r) Reinaldo Alfonso Gómez, tras sanción de la Procuraduría: “son estrategias para no permitir que vuelva a la institución”

La Procuraduría sancionó al exoficial por supuestamente irrespetar al exgeneral Rodolfo Palomino, quien fuera el director de la Policía Nacional.