El debate sobre la cadena perpetua para violadores de menores es una bandera electoral rentable, pero una pérdida de tiempo. Si a ese delito se le aplica la pena máxima de 60 años, cualquier violador de 25 años quedaría libre a los 85. En un país donde la esperanza de vida es de 75 equivale prácticamente a cadena perpetua. Además, tratándose de un delito que tiene 97 por ciento de impunidad lo lógico sería botarle corriente a la captura de los culpables y no a hacer populismo punitivo. Por otra parte, se llegaría al absurdo de que violar a un menor merece una pena mayor que asesinarlo.

2019-08-24

Otros Confidenciales

GENTE

Los 50 de Joselito: su increíble historia y el reto que enfrentan por el coronavirus

La famosa agrupación, muy vigente en cada diciembre, cumple 22 años de historia en medio de éxitos, anécdotas, reconocimientos y el cariño de los colombianos. Álvaro Quintero, uno de sus fundadores, habla en SEMANA de todo un poco. Del pasado, del presente y de las preocupaciones de cara al futuro.