Michael Bloomberg gastó 500 millones de dólares en su fracasada campaña presidencial. Obtuvo una votación total de 1,7 millones de votos en los 14 estados del supermartes. Eso significa que cada voto le costó 300 dólares. Ese es un récord para Estados Unidos. No obstante, el excandidato sorprendió al decir que estaba dispuesto a seguir gastando a manos llenas en las elecciones. Explicó que su meta no era ser presidente, sino derrotar a Trump para salvar a Estados Unidos. Y que si su fortuna puede ayudar a Joe Biden a hacerlo, el costo no importa. El problema es que en Estados Unidos no hay límite para que un candidato invierta su fortuna en su campaña, pero en la de terceras personas, sí. Por lo tanto, Bloomberg tiene que repartir sus millones por medio de mecanismos indirectos, como el Partido Demócrata y grupos de derecha que lo apoyan.

2020-03-14

Otros Confidenciales

CORONAVIRUS

¿Qué tan probable es contagiarse en un bus?

Científicos de la Universidad de Southampton, en Reino Unido, calcularon las posibilidades de contraer la covid-19 en un medio de transporte masivo si se sienta al lado, detrás o a unas filas de un pasajero con la enfermedad.