El tiempo le acabó dando la razón a Carlos Mattos en su pleito contra la familia ecuatoriana Eljure, que le quitó la concesión de Hyundai en Colombia. Mattos había denunciado a Juan Eljure, el jefe de ese clan, como un estafador y sobornador que había hecho trampa para apropiarse no solo de Hyundai, sino de otras concesionarias automotrices. Hoy la familia está involucrada en lavado de activos y corrupción a través de su banco Sai Bank, así como de contratos irregulares con Obredecht. En este momento su hijo Juan Pablo tiene orden de captura internacional y lo pide la Justicia ecuatoriana.

2017-09-16

Otros Confidenciales

VICKY EN SEMANA

“Significa muerte y mutilación”: Bolívar insiste en acabar el Esmad; pide cumplir promesa

El congresista puntualizó que el país necesita una nueva fuerza de choque que vele por la seguridad de los ciudadanos.