Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1986/04/28

SUICIDIO O ASESINATO?

La muerte del sindicalista agrario colombiano José de Jesús Vargas, acaecida en Santiago de Chile el domingo 16 de marzo, es un verdadero misterio. Según la Policía chilena, Vargas se habría degollado con una navaja en la habitación que ocupaba en el Hotel City, y habría dejado una nota de despedida explicando su suicidio. Pero sus familiares, residentes en Tuluá, dijeron a los periodistas de RCN en esa ciudad del Valle, que tienen serias dudas sobre la versión de la Policía chilena. En primer lugar -cuentan- Vargas, quien trabajaba en Ginebra, Suiza, como secretario general de la Federación Internacional de Trabajadores de Plantaciones Agrícolas, llamó a su esposa a esa ciudad europea el domingo hacia las 4 de la tarde, y le contó que las cosas en Chile estaban muy tensas y que los carabineros estaban allanando el sector donde estaba el hotel. Agregan los familiares que en su nota, Vargas se despidió de los campesinos del mundo y anotó que esperaba que su sacrificio no fuera en vano. Tanto en la llamada a su esposa, como en la nota de despedida, los familiares de Vargas notan un tono que, según ellos, revela que el sindicalista estaba actuando bajo presión. Además, han dicho que Vargas no portaba navaja. Los familiares del dirigente agrario se han dirigido al presidente Belisario Betancur para pedirle que demande una completa explicación a las autoridades chilenas.

Cargando...
Cargando...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.