logo_defecto

Gilberto Rodríguez no quiso quedarse mucho tiempo en Cali después de salir de la cárcel. Ha sido visto en Bogotá donde lleva una vida totalmente discreta. Hace pocos días los pasajeros de un avión de Avianca se sorprendieron al encontrarlo sentado solo sin escolta en clase ejecutiva en un vuelo Cali-Bogotá. Lo que más llamó la atención es que durante el corto trayecto lo único que hizo fue leer un libro de Kant. Al llegar a la capital sí lo estaba esperando un grupo de escoltas bastante impresionante.



2002-12-01

Otros Confidenciales

Vicky En Semana

“Los partidos han perdido coherencia”: Ómar Yepes estalla por apoyo a Petro sin condiciones desde el Partido Conservador

El expresidente de esa colectividad también destacó cuál es la importancia de la oposición en los sistemas democráticos.