Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/15/2019 12:00:00 AM

La resurrección del Río Bogotá

El principal afluente de Bogotá será por fin descontaminado gracias a la nueva planta de Canoas, que completará la limpieza de las aguas residuales que le llegan. La obra permitirá la reactivación ambiental y económica de la región.

Descontaminación del río Bogotá, gracias a la planta Canoas Hoy existen dos proyectos clave para el tratamiento del 70 por ciento de las aguas residuales que se producen en la ciudad. Foto: Cortesía: Acueducto de Bogotá.

En el páramo de Guacheneque y a 3.300 metros sobre el nivel del mar, nace el río Bogotá, el más importante del centro de Colombia. Sin embargo, también es uno de los afluentes más contaminados del mundo, por ser el destino de las aguas residuales de los habitantes de la capital y de los municipios de la sabana.

Por esta razón, desde hace décadas surgió la necesidad de crear acciones integrales para su descontaminación, las cuales quedaron engavetadas durante varios años. No obstante, el gobierno de Enrique Peñalosa, a través de la Empresa de Acueducto de Bogotá, revivió el tema, por lo que durante estos tres años y medio se han desarrollado varias obras en la cuenca media del afluente –donde se produce el 32 por ciento de la actividad económica del país– para cumplir esta meta. Sin duda, las más importantes son la construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) Canoas y de su Estación Elevadora.

El programa de recuperación se ha llevado a cabo en las siguientes etapas:

Ampliación de la PTAR Salitre

Esta planta entró en funcionamiento en el año 2000 con el fin de tratar las aguas residuales generadas por más de 2 millones de habitantes.

Actualmente, la PTAR Salitre procesa el 30 por ciento de las aguas residuales de Bogotá, lo que equivale a cuatro metros cúbicos por segundo. Pero el 70 por ciento restante llega al río Bogotá sin ningún tipo de tratamiento.

Con el fin de duplicar su capacidad de procesamiento de aguas se están ampliando sus instalaciones con una inversión cercana a los 1,3 billones de pesos. Gracias a esta obra, la PTAR Salitre tratará siete metros cúbicos de agua por segundo e impedirá que un promedio de 494 toneladas al día de contaminantes lleguen al río, lo equivalente a 20 camiones al día.

Manos a las obras

Hay dos proyectos determinantes para el tratamiento del 70 por ciento de las aguas residuales que se producen en la capital y el ciento por ciento de Soacha, lo cual generaría que la totalidad del líquido que llegue al río Bogotá esté completamente descontaminado: la construcción de la planta de Canoas y su estación elevadora de aguas residuales.

Estación Elevadora de Aguas Residuales de Canoas

A finales de 2018 la Empresa de Acueducto de Bogotá adjudicó la construcción de esta estación, que hace parte de la primera fase de la descontaminación del río.

Es la obra más importante que adelanta actualmente esta entidad, porque representa una solución técnica para elevar las aguas residuales que llegan a los interconectores (tuberías y túneles) que están a 70 metros bajo tierra, a nivel de superficie. Este proceso garantizará el transporte de estas aguas a la futura planta de tratamiento de Canoas.

Para contratar la infraestructura, la Alcaldía de Bogotá, la Nación y la CAR destinaron más de 390.000 millones de pesos. La construcción de la estación tiene programada su entrada en operación en 2021.

Con este megaproyecto se dará un importante impulso económico al generar más de 1.846 empleos directos y 738 indirectos.

La estación permitirá, además, reducir los vertimientos de contaminantes sobre los ríos Tunjuelo, Fucha y Soacha, lo que mejora las condiciones de flora, fauna y aire en toda el área que está alrededor del río Bogotá.

La Estación Elevadora de Canoas estará ubicada en Soacha, en el mismo sector donde se construirá la PTAR Canoas y bombeará 38.400 litros por segundo de agua residual, equivalente a llenar 1.600 piscinas olímpicas al día.

Lea también: El renacer del río Bogotá

PTAR Canoas

Es la obra más importante para el saneamiento del río Bogotá. Tratará el 70 por ciento de las aguas residuales de la capital de la República y el ciento por ciento de Soacha. Será la tercera planta de tratamiento de agua más grande de América Latina y la más extensa del país. Procesará 16 metros cúbicos por segundo de agua residual.

Las aguas tratadas en la PTAR Canoas serán vertidas al río y luego llegan al embalse del Muña, con el fin de que se use posteriormente para generar energía. El proyecto contará con una inversión de 4,5 billones de pesos, de los cuales la Alcaldía de Bogotá aportará 2,94 billones, el doble de lo que estaba obligada. El monto restante será aportado por la CAR y la Gobernación de Cundinamarca. Se prevé que el inicio de esta obra se dé en el año 2021 y que su puesta en marcha sea en 2026.

Beneficios sistémicos

El saneamiento del río Bogotá generará un alto impacto desde distintos frentes: por un lado, mejorará las condiciones de salud de las comunidades que están a su alrededor, y, por el otro, les permitirá contar con un espacio recreativo y ecológico, lo que redundará en un sentido de pertenencia por el afluente.

A nivel económico les dará valor a las construcciones aledañas y activará el turismo en las zonas que recorre el río y su aprovechamiento en otros usos del afluyente.

EDICIÓN 1946

PORTADA

El último día de Luis Carlos Galán Sarmiento

Gloria Pachón de Galán, la periodista que compartió su vida con el prócer inmolado, acaba de lanzar "18 de agosto" , un libro de memorias en el que narra pormenores de su experiencia a su lado. SEMANA publica el capítulo crucial.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1946

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.