Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/12/2019 12:00:00 AM

Cartagena: la musa de Gabo

Gabriel Torres, sobrino de Gabriel García Márquez, describe en este texto la importancia que tuvo La Heroica en la vida y obra del nobel. Cómo la vieja ciudad y el amor por el mar serían inmortalizados.

Influencia de Cartagena de Indias en la obra de Gabriel García Márquez Gabriel García Márquez dio los primeros pasos de su larga y fructífera carrera como periodista en el periódico El Universal de Cartagena. Foto: Getty Images.

"Habíamos llegado a la gran puerta del Reloj. Durante cien años hubo allí un puente levadizo que comunicaba la ciudad antigua con el arrabal de Getsemaní y con las densas barriadas de pobres de los manglares, pero lo alzaban desde las nueve de la noche hasta el amanecer. La población quedaba aislada no solo del resto del mundo sino también de la historia. Se decía que los colonos españoles habían construido aquel puente por el terror de que la pobrería de los suburbios se les colara a medianoche para degollarlos dormidos. Sin embargo, algo de su gracia divina debía quedarle a la ciudad, porque me bastó con dar un paso dentro de la muralla para verla en toda su grandeza a la luz malva de las seis de la tarde, y no pude reprimir el sentimiento de haber vuelto a nacer”: Vivir para contarla, Gabriel García Márquez.

Luego del asesinato del líder político Jorge Eliécer Gaitán, al joven estudiante Gabriel García Márquez le piden sus padres que regrese a Sucre (Sucre), donde se encuentra en ese momento toda la familia. Él toma la decisión de continuar sus estudios en Cartagena de Indias, pues para entonces ya estaba madurando la idea de no ser abogado sino escritor y tenía el temor de que sus padres lo descubrieran. “Comerás papel”, le dijo su padre cuando se enteró.

Se retira de la Universidad Nacional de Bogotá, donde cursaba primer año de derecho, y traslada sus estudios a la Universidad de Cartagena. Debido a la situación económica de la familia, Gabito tenía que sobrevivir con casi menos que nada de lo que le enviaban sus padres. Al final, fue el azar lo que lo condujo a comenzar su carrera de periodismo.

Lea también: Gabriel García Márquez: el inmortal

Su gran amigo, con quien se había visto una semana antes en medio de las ruinas humeantes del Bogotazo, lo sorprendió deambulando por un barrio de la mala vida en Cartagena. Era Manuel Zapata Olivella, médico y novelista. Manuel, al saber su situación, le propuso que probara con el periodismo y le presentó a quien sería su maestro en el arte de informar: Clemente Manuel Zabala. El periódico se llamaba El Universal de Cartagena, había sido inaugurado poco tiempo antes por Domingo López Escariza, su propietario. Allí comenzó Gabriel García Márquez a dar los primeros pasos de su larga y fructífera carrera como periodista.

A principios de 1951 sus padres llegan con sus diez hermanos a vivir definitivamente a Cartagena. Esta es otra de las razones para que después de haberse ido, nunca dejara de regresar a La Heroica. Gabito, embrujado por completo con la magia de esta ciudad, se inspira en ella para dar vida a dos de sus grandes obras: El amor en los tiempos del cólera, una metáfora de los amores contrariados de sus padres; Florentino Ariza es en parte Gabriel Eligio, su padre, quien había sido telegrafista y al llegar a Cartagena, con una máquina de escribir comprada en una casa de empeño, dedica su tiempo al oficio de escribano de poesías, cartas de amor y documentos comerciales. La otra novela nace de una noticia que no era noticia, pero con la narrativa de Gabito se convierte en Del amor y otros demonios, inspirada en una historia que rodaba en la familia desde los tiempos de los bisabuelos; la leyenda de la Marquesita.

Habiendo vivido y conocido casi todas las ciudades del mundo, fue aquí, en Cartagena, donde Gabo construyó la única de sus casas hecha a su gusto y semejanza, con la intención de pasar en ella el resto de sus días. Además, dejó escrito de su puño y letra que el destino final de sus cenizas fuera Cartagena, porque así podría estar donde se es inmune a la nostalgia, viendo la inmensidad del mar.

*Escritor, gestor cultural y sobrino de Gabriel García Márquez.

EDICIÓN 1959

PORTADA

¿Qué hay detrás del paro nacional del 21 de noviembre?

Razones, realidades y mitos de la movilización social del 21 de noviembre.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1959

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.