política

El poder femenino se abre paso en los Emiratos Árabes Unidos

Desde hace varios años el país trabaja para cerrar la brecha de género, y lo está consiguiendo, así lo demuestra un informe del Foro Económico Mundial. Las mujeres emiratíes brillan en todos los campos.


El 28 de agosto de 2019, bajo el lema ‘Mujeres, íconos de tolerancia’, se celebró por cuarta ocasión el día de la mujer emiratí. En esta fecha se conmemora la creación de la Unión General de Mujeres en Emiratos Árabes Unidos, que es presidida por la jequesa Fatima bint Mubarak. Dicha organización representa a cinco asociaciones femeninas en el país y vela por su empoderamiento económico a través de la formación académica y comercial. Esta educación les dará más oportunidades para integrar la fuerza laboral.

Iniciativas como esta forman parte de la Estrategia Nacional para el Empoderamiento de las Mujeres Emiratíes y el Consejo para la Igualdad de Género, que buscan que los Emiratos Árabes sean uno de los 25 países del mundo con mayor equidad de género.

El Gobierno ha trabajado duro para que ese objetivo sea una realidad. Este año expidió una resolución que busca elevar al 50 por ciento el número de parlamentarias en el Consejo Nacional Federal. Además, nueve de las 29 carteras ministeriales de los Emiratos Árabes Unidos son ejemplo del poder femenino, y lo mismo ocurre con el 66 por ciento de los trabajos gubernamentales.

Otra esfera en la que las mujeres desempeñan un papel de liderazgo es la diplomacia. Siete de los embajadores de los EAU en países importantes son mujeres, incluidas las Naciones Unidas, España, Dinamarca, Brasil y Finlandia, y el 30 por ciento del personal diplomático son mujeres. De todas las posiciones superiores en el gobierno federal, el 46 por ciento son ocupadas por profesionales emiratíes altamente calificadas.

En algunos sectores cruciales como la educación, ellas representan el 69 por ciento de toda la fuerza laboral y en el sector privado su protagonismo también gana espacio al integrar el 10 por ciento del total de propietarios de empresas y el 15 por ciento de los cargos en las juntas de Cámaras de Comercio e Industria en todo el país. Su papel es cada vez más visible. En 2017 la edición de la revista Forbes para el Oriente Medio reveló su ranking con las 100 empresarias árabes más destacadas, la mayoría de ellas son emprendedoras asentadas en los EAU.

De acuerdo con el Índice Global de Brecha de Género, realizado por el Foro Económico Mundial, los Emiratos Árabes Unidos tienen el mejor desempeño en este campo en la región. Este esfuerzo lo respaldan las cifras. En 2018 el país cerró su brecha un 64 por ciento. La nación, además, participa activamente de iniciativas internacionales como la Convención sobre la protección de la infancia y la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (Cedaw). Y en Abu Dabi se abrió una oficina de enlace de ONU Mujeres. Los Emiratos Árabes Unidos han apoyado a esta entidad de las Naciones Unidas, que lucha por la igualdad de género y el empoderamiento femenino en todo el mundo, con 26 millones de dólares desde 2010. Esta cooperación internacional también la recibe el Banco Mundial, al que otorgó 50 millones de dólares en 2017. Ese dinero será destinado a financiar proyectos de emprendimiento y a fortalecer el papel de las mujeres en el mundo.

Pero quizá las más beneficiadas con las políticas del Gobierno de los EAU sean las nuevas generaciones. Hoy, el 70 por ciento de los universitarios graduados son mujeres emiratíes. Ellas, por encima de los hombres, son las que más logran concluir la formación de secundaria, las carreras de universidad y los estudios de posgrado. El protagonismo femenino es visible en el Gobierno, en variados campos. El 56 por ciento de las funcionarias se desempeña en áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Y ellas, con el paso del tiempo, han demostrado que pueden ser la fuerza intelectual y armada del país, cabe recordar que en 1999 abrió sus puertas la primera institución militar para mujeres: la escuela Khawla bint Al Azwar, con sede en Abu Dabi.

Todos estos logros se derivan de la concepción misma de este Estado, cuyo fundador –el jeque Zayed– alguna vez dijo: “la mujer es la mitad de la sociedad; cualquier país que busque el desarrollo no debería dejarla en la pobreza o el analfabetismo”. En los EAU la tradición y la modernidad coexisten. Por eso se ha podido impulsar el empoderamiento de las mujeres como parte de un camino de progreso que continúa inspirando a millones de jóvenes en el mundo árabe.

Noticias relacionadas