Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/14/2018 12:00:00 AM

El primer laboratorio de cibercrimen infantil se llama Yuliana Samboní

Es el único en su campo en América Latina, fue creado por la Policía Nacional, y se bautizó así en memoria de la pequeña asesinada en 2016 en Bogotá.

el primer laboratorio de cibercrimen infantil se llama yuliana samboni El proyecto se hizo realidad gracias a la cooperación de la Embajada de EE.UU. Foto: Cortesía Policía Nacional

¿Cuál es el caso más escabroso de pornografía infantil que ha encontrado en los últimos meses?, le pregunto a una subintendente, investigadora de ese delito en la Policía Nacional. “A mediados de enero capturamos a un señor en Córdoba, tío de una menor de 3 años. Él tomaba fotos a las partes íntimas de su sobrina haciéndole creer que era un juego, como jugar al doctor. El hombre está en la cárcel y aún no ha ido a juicio”, me responde.

Como ese delincuente y gracias a la articulación de la Policía, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y la Fiscalía General de la Nación, desde el año 2010 a la fecha se han capturado a 249 más. Como si fuera poco, en los últimos ocho años se registra un total de 3.633 denuncias sobre el delito de pornografía con menores.

El 16 de enero pasado fue creado el laboratorio Yuliana Samboní, el primero en América Latina especializado en cibercrimen infantil. Lo opera la Policía Nacional. El nombre es un homenaje a la pequeña Yuliana, que el 4 de diciembre de 2016 a sus 7 años de edad, fue secuestrada, violada y asesinada, en el barrio Chapinero Alto de Bogotá, por Rafael Uribe Noguera, condenado a 58 años de prisión.

Uno de los oficiales investigadores explica que este proyecto se hizo realidad gracias a la cooperación de la Embajada de Estados Unidos y al entrenamiento en un software de última tecnología que identifica en redes sociales a los delincuentes que manejan la pornografía infantil. El desafío es grande ya que los pedófilos y pederastas, que a su vez son hackers muy hábiles, tienen innumerables herramientas para desaparecer sus huellas.

Otro oficial del grupo de Investigación Judicial adscrito a la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, advierte que “los papás tienen que saber que en las redes sociales los menores pueden encontrar desde una receta para preparar una ensalada hasta las fórmulas para hacer una bomba. Y por eso también son blanco fácil de los delincuentes”.

Los policías coinciden en algo: sin el compromiso de la sociedad y del hogar, es imposible erradicar el delito de la pornografía infantil y prácticas nocivas en las redes como el sexting, grooming, bullying, sextorsión, entre otros. Pero si estos investigadores no persistieran en sus estrategias la situación de peligro para los menores sería incalculable. “También es importante que los delincuentes sepan que estamos detrás de ellos”, asegura otro uniformado.

Los investigadores ya tienen definido el perfil de los criminales que se dedican a la pornografía infantil. Son pedófilos y en su mayoría hombres vulnerables a la pederastia, lo cual significa que hay una alta probabilidad de que pasen de la atracción al abuso sexual. No siempre son personas solteras, en algunos casos tienen pareja o familia y su comportamiento es común en todos los niveles socioeconómicos. Y algo clave, son muy atentos con los niños y aduladores con la familia, porque saben que así es más fácil conseguir sus pretensiones.

A la par con la labor del laboratorio Yuliana Samboní, existe el Virtual Global Task Force diseñado con el objetivo de desarrollar una colaboración internacional para proteger a los niños de la explotación sexual en la red y fuera de ella. Este mecanismo es efectivo porque ha estructurado su base en principios y tecnología progresivos a nivel mundial que se asemeja a la evolución de internet.

Así mismo, es importante el CAI Virtual de la Policía que se encarga de hacer ciberpatrullaje de los programas preventivos en cuanto a los delitos informáticos y la pornografía en todas las redes sociales en busca de material delictivo. Una policía advierte que “Colombia no es un país productor de pornografía infantil sino consumidor, y son los niños entre los 11 y 14 años los más vulnerables”.

Hay muchas formas de lucha activa para proteger a los menores. Pero la única manera de honrar verdaderamente a Yuliana Samboní y lograr que las autoridades y el laboratorio que lleva su nombre tengan éxito, es si nosotros como miembros de la sociedad ayudamos desde nuestros espacios a educar y controlar las alternativas, a veces muy peligrosas, que plantea la tecnología.

Los policías entrevistados como fuentes para este artículo pidieron no ser citados con sus nombres por razones de seguridad.

*Periodista. Columnista de "El Espectador".

EDICIÓN 1947

PORTADA

Los líos del general Moreno, relacionado en la cacería de militares

SEMANA revela las denuncias de corrupción contra el general Mauricio Moreno, comandante de la Segunda División. Se trata de uno de los oficiales mencionados en la cacería que el Ejército desató contra sus propios soldados.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1947

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.