Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/25/2018 12:00:00 AM

Por una escuela más incluyente, tolerante y lejana del matoneo

Cada día algún alumno es discriminado o intimidado por ser ‘diferente’. Le pasó en 2014 a Sergio Urrego, quien se quitó la vida tras sufrir matoneo por ser gay. ¿Qué hacer para que esto no se repita?

Por una escuela más incluyente, tolerante y lejana del matoneo El caso de Sergio Urrego ha puesto en evidencia el matoneo e intolerancia que sufren los jóvenes homosexuales. Foto: Cortesía Fundación Sergio Urrego

"Prefiero un hijo muerto antes que marica”. Eso se leía en una de las pancartas que ondeaban algunos manifestantes de las marchas realizadas por los colegios privados el 10 de agosto de 2016 en diversos lugares del país. Esta era una muestra de la ira de una parte de la sociedad contra la población LGBTI.

Ese día, las directivas de esas instituciones protestaban contra el Ministerio de Educación Nacional (MEN) por haber distribuido unas cartillas de educación sexual, que pretendían hacerle frente al problema de la discriminación contra los estudiantes homosexuales.

El ministerio se equivocó porque la discriminación y la intimidación en el país son aún más profundas. En Colombia, uno de cada cinco estudiantes ha recibido maltratos de sus compañeros; en ocasiones, los intimidan los profesores y directivos. Esto se debe a que somos parte de una sociedad rabiosa e intolerante que ha producido una escuela homofóbica. Reflejamos a un país acostumbrado a la violencia y cada vez menos sensible ante el dolor ajeno.

El caso del joven Sergio Urrego es emblemático. Él, desesperado por la discriminación de algunos profesores y directivos de su colegio, optó por suicidarse el 4 de agosto de 2014. Era gay. Días antes había escrito sobre el “infierno terrenal” que había vivido, y concluyó: “Esto ya no da más”.

Siempre duele un suicidio, pero cuando lo comete un joven de 16 años, el dolor es infinito. Es el grito silencioso de quien se sintió humillado pero impotente para enfrentar el juicio de la psicóloga y la directora de su colegio, luego de encontrar cartas y fotos íntimas intercambiadas con un compañero. Sergio tuvo que quitarse la vida para que reaccionáramos ante este flagelo.

La riqueza de la vida se expresa en la diversidad de géneros, de ideas, de sueños e ideologías. Como sabe toda buena madre, sería torpe dar un trato igual a los hijos que son diferentes. Lo saben también los buenos maestros. La escuela y la familia no deberían homogeneizar la diferencia. Si lo hacen, atropellan la diversidad, frenan el desarrollo y limitan la creatividad.

Como sociedad tenemos que hacer lo posible para que todos respeten y aprovechen las diferencias. Debemos garantizar que nadie sea discriminado. Será nuestro homenaje a todos los jóvenes que –como Sergio– fueron y son señalados, amenazados, apartados, porque son ‘diferentes’. Al final, todos somos diferentes de alguna manera.

*Director del Instituto Alberto Merani y consultor en Educación de las Naciones Unidas.

EDICIÓN 1979

PORTADA

SOS a la economía

La crisis del coronavirus tiene a la economía colombiana en emergencia. Se requiere pensar en fórmulas rápidas y drásticas para evitar un colapso. ¿Cuáles son las opciones?

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1979

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.