entrevista

“La infraestructura es el motor”

Afirma el gobernador del departamento de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, quien habló con SEMANA sobre las inversiones que se han realizado durante su mandato en este sector.


SEMANA: ¿Qué tan importante es el sector de la infraestructura para Cundinamarca?

JORGE EMILIO REY: Durante los últimos diez años la economía del departamento ha crecido de manera sostenida. Entre 2016 y 2017 crecimos en 2,9 por ciento, superamos al país, que marcó 2 por ciento. Si analizamos los resultados queda en evidencia que la infraestructura cumplió un papel importante en este buen desempeño. Basta recordar que en 2015 la participación del sector de la construcción en el PIB tuvo una variación positiva, subió del 4 a 6,9 por ciento. Así que no cabe duda de que la infraestructura es un motor que permite que Cundinamarca sea un departamento próspero y con futuro.

SEMANA: Por eso cinco puntos clave de su plan de desarrollo están orientados hacia la infraestructura…

J.E.R.: Sí. Uno de ellos, quizá el más importante, es el sector del transporte y la movilidad. Aquí se incluyen proyectos como el RegioTram, las fases II y III del TransMilenio a Soacha y el Aeropuerto El Dorado 2. Eso habla de nuestro interés por impulsar proyectos de carácter regional. Los bogotanos, y quienes viven cerca de la capital, reclaman desde hace años un transporte intermodal de calidad. En eso estamos trabajando.

SEMANA: ¿En qué va el proyecto de El Dorado 2?

J.E.R.: Se encuentra en etapa de estructuración financiera, técnica y jurídica. Para nosotros es determinante la construcción de esta terminal –que estará ubicada entre Madrid y Facatativá–, porque le dará una mayor dinámica al tema logístico y a la competitividad del departamento. El Dorado 2, de acuerdo con la Aeronáutica Civil, debe estar listo antes de 2024 para poder transferirle parte de las operaciones del aeropuerto actual.

SEMANA: Recientemente Cundinamarca obtuvo un reconocimiento de la Cámara Colombiana de Infraestructura...

J.E.R.: Obtuvimos la mejor calificación entre todas las gobernaciones por nuestras prácticas de contratación pública. Reconocimientos como este hablan claramente de la actitud y la disposición transparente en el manejo de los recursos públicos por parte de nuestra entidad.

SEMANA: ¿Qué obras de infraestructura se están desarrollando para el agro, por ejemplo?

J.E.R.: Tenemos una infraestructura productiva y social que no para de crecer. Hemos realizado inversiones importantes que permiten la comercialización de productos agrícolas y la actualización del sector. Nuestra mayor deficiencia radica en que estamos comercializando productos primarios y necesitamos productos transformados. Por otro lado, una de las grandes quejas que tienen los campesinos son las vías rurales. Cundinamarca ha sido pionero e innovador al crear un modelo integral de atención a la red terciaria.

SEMANA: Un modelo novedoso, que utiliza recursos de las regalías para la construcción de vías terciarias…

J. E. R.: Logramos que el Ministerio de Transporte y el DNP le dieran viabilidad a un proyecto que incluye la adquisición de maquinaria junto a la intervención de cientos de kilómetros de red terciaria. Esta es la primera iniciativa de este tipo en el país. Lo hicimos en tiempo récord y de manera innovadora para conseguir que nuestras vías tengan un mejor estado y que el campo cuente con esa competitividad justa y necesaria.

SEMANA: Más allá de las vías, ¿cómo va Cundinamarca?

J.E.R.: La educación es nuestra prioridad en materia de inversión, le destinamos casi el 50 por ciento de nuestros ingresos (9 billones de pesos). Hemos trabajado con el Ministerio de Educación para construir 27 nuevos colegios, con una inversión de 147.000 millones de pesos. El 80 por ciento ya está en desarrollo, el 20 por ciento restante está en licenciamiento y sus obras comenzarían antes de finalizar el primer semestre del año.

SEMANA: ¿Y la salud?

J.E.R.: Cundinamarca solo contaba con prestación de servicios de mediana y alta complejidad en Bogotá, Soacha y Girardot. Para contrarrestar ese problema nos dimos a la tarea de culminar las obras del Hospital Regional de Zipaquirá. Este centro médico contará con una inversión de más de 25.000 millones de pesos y beneficiará a 600.000 personas. Pero, en total, realizaremos 37 proyectos de infraestructura hospitalaria con una inversión de 53.700 millones de pesos.

SEMANA: ¿Cuál es el legado que quiere dejarle al departamento?

J.E.R.: Durante muchos años hubo proyectos estancados que se quedaron en los trámites y no tuvieron un desenlace feliz. En este gobierno nos encargamos de echarlos a andar, los sacamos del pantano y hemos realizado las obras que el departamento necesita, sin jamás perder de vista nuestro deseo de que Cundinamarca cuente con los mejores indicadores del país en materia de competitividad.