tecnología

En ascensor llegó la empresa japonesa Mitsubishi Electric a Colombia

En 1964 la firma cerró su primer contrato para fabricar elevadores en Bogotá. Desde ese momento trabaja por la innovación tecnológica y un futuro más verde en el país. Pero todo comenzó de forma inesperada.


En los años sesenta, la compañía japonesa Mitsubishi Electric Corporation, fundada en 1921, enfocaba sus negocios en la producción de equipos de alta potencia, como generadores hidráulicos y subestaciones. Pero la firma quería expandir sus horizontes comerciales, por eso consideró que Brasil debía ser el epicentro de su crecimiento en Suramérica. Colombia no estaba dentro de los planes, pero por un acto visionario, acompañado del azar, llegó a nuestro país para quedarse. Durante esta época, Shinichi Yufu, uno de sus funcionarios, viajó a investigar la situación del mercado en tierras brasileñas. Pero antes de llegar a su destino, el vuelo de aquel hombre tuvo una escala en Colombia.

También puede leer: Así fue como Mitsubishi conquistó el mar, el cielo y la tierra

En el país ya colaboraban con proyectos hidroeléctricos en la región como Chinú y Cerro Matoso. Sin embargo, el japonés se encontró con algo más atractivo: en el país se estaban construyendo las grandes edificaciones de la época, los edificios del Banco Popular, el Banco Agrario y el de Bavaria, que requerían ascensores. La compañía de Yufu los podía fabricar.

Aunque la competencia no era fácil, con ayuda del político e ingeniero colombiano Gilberto Echeverri Mejía y Manuel Bonilla, vendieron el proyecto de ascensores del Edificio Bavaria en 1964, que sería solo el primero. En 1969, con un capital de 40.000 dólares y 20 trabajadores, fundaron Melco de Colombia Limitada, empresa que se convertiría en 2013 en Mitsubishi Electric de Colombia. Desde entonces suministran, además de ascensores, escaleras eléctricas, sistemas de aire acondicionado, y otras soluciones para edificios.

Le puede interesar: En patentes de invención hay mucho que aprender de los japoneses

De esta manera, la firma modificó el paisaje colombiano en uno altamente tecnológico, pero conservando el verde que lo caracteriza. “Queremos algo mejor para la sociedad donde tenemos operaciones. Por eso ofrecemos productos que piensan en el ahorro de energía, y en pro de la biodiversidad”, indica Andrés Ramírez Buitrago, presidente de la compañía.

Hoy, Mitsubishi Electric de Colombia es la única empresa de ascensores con su propia fábrica en nuestro país, ha logrado superar momentos difíciles como la crisis del sector contrucción en los años noventa y hoy brinda empleo a más de 1.200 familias y exporta a Ecuador, Panamá, Perú, República Dominicana, y Trinidad y Tobago. En 2019, la empresa japonesa cumplirá 50 años de ‘elevar’ la innovación tecnológica en Colombia. Velar por la seguridad y calidad del transporte vertical, y trabajar por el cuidado del medioambiente.