Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/30/2019 12:00:00 AM

Así será la nueva bocatoma de Villavicencio

La construcción de esta nueva línea de aducción permitirá el abastecimiento de agua potable a la capital del Meta cuando se presenten emergencias.

La nueva bocatoma de Villavicencio Por primera vez, en 42 años, la Planta de Tratamiento de Agua Potable La Esmeralda será modernizada. Foto: Iván Valencia

Villavicencio es un municipio privilegiado: está atravesado por más de 70 fuentes hídricas. Sin embargo, en épocas de invierno esta condición lo vuelve vulnerable a emergencias provocadas por el aumento de los cauces de ríos y caños. Uno de los principales retos de la administración municipal ha sido mejorar la infraestructura del acueducto local y generar soluciones para que, cuanto antes, los habitantes tengan asegurado el suministro de agua potable de manera continua.

El municipio ha vivido en estos años los inviernos más fuertes de las últimas décadas. El 26 de agosto de 2018 cayeron sobre la ciudad 146 milímetros de agua por metro cuadrado, según cifras del Ideam, una cifra equivalente a lo que llueve en todo el año en el Tolima y mucho más alta de lo que cae en La Guajira en un periodo todavía mayor.

El 16 de abril de 2016, luego de una lluvia torrencial, parte de la línea de aducción –tramo de tubería que va del sitio de donde se capta hacia la PTAP– quedó destruida. Y justo un año después, en mayo de 2017, la tubería volvió a colapsar. Estos fenómenos climatológicos dificultan la prestación del servicio de manera continua. Por eso, la actual administración adelanta los siguientes proyectos que fortalecen la infraestructura del acueducto:

PTAP de la esmeralda

Transcurridos 42 años de construida, la Planta de Tratamiento de Agua Potable de La Esmeralda (PTAP) está siendo modernizada. En diciembre de 2018 se iniciaron las obras que la convertirán en una de las plantas más modernas de América Latina. La inversión destinada a este proyecto fue de 44.300 millones de pesos distribuidos así: 30.000 millones aportados por el Ministerio de Vivienda y 14.300 millones por la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villaviencio (EAAV).

Con la modernización de la PTAP la capacidad de tratamiento pasará de 1.600 a 2.000 litros por segundo. Además, se están instalando equipos para optimizar y automatizar el tratamiento de agua que llega con altos niveles de turbiedad y se mejorarán las redes de captación de agua de la quebrada La Honda y de las estaciones de bombeo de Bavaria y Puente Abadía, que se abastecen del río Guatiquía.

La nueva bocatoma

En abril de 2019 se firmó el convenio entre Ecopetrol, el Ministerio de Vivienda, la Alcaldía de Villavicencio y la EAAV, que aseguró recursos por un total de 15.990 millones de pesos para la construcción de la nueva bocatoma de María La Alta. Al finalizar las obras quedarán listos el sistema de captación y la línea de aducción desde la vereda Santa María la Alta, que se unirá a la línea proveniente de la quebrada La Honda, principal fuente de abastecimiento del sistema.

Lea también: “Salimos de un atraso de 40 años”, alcalde de Villavicencio.

“Seguiremos captando agua de la bocatoma de la quebrada La Honda y cuando tengamos alguna contingencia dispondremos de la nueva bocatoma, cuya capacidad es de 600 litros por segundo, sin afectar el suministro de agua en el municipio”, advierte Jaime Jiménez Garavito, gerente general de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV).

Planta del Caño Blanco

Los 25.000 habitantes de la ciudadela La Madrid, al sur del municipio, ya cuentan con suministro de agua potable las 24 horas del día. Antes se distribuía por turnos durante la semana.

La continuidad en el servicio se logró gracias a la construcción de la Planta de Tratamiento de Agua Potable de Caño Blanco, ubicada en la vereda La Unión. La obra tuvo una inversión cercana a los 1.300 millones de pesos y tiene capacidad para tratar y suministrar hasta 50 litros de agua por segundo.

Sectorización hidráulica

Este proyecto está siendo implementado desde 2018 por la EAAV. Con una inversión de 26.000 millones de pesos permitió sectorizar la ciudad en 15 sectores hidráulicos con tecnología de punta y un centro de monitoreo.

Esta es la estrategia para disminuir el porcentaje de pérdidas de agua que en 2016 ascendía al 66 por ciento. Actualmente, el porcentaje está en 54 y la meta es llegar, en un periodo de 10 años, al 30 por ciento.

Con la ejecución de estos proyectos Villavicencio sale de un atraso de más de 30 años para dar un salto hacia el futuro en una transformación histórica.

EDICIÓN 1962

PORTADA

Duque en su laberinto

La situación para el presidente no es fácil. Puede que después de las protestas de este año consiga la paz política con los partidos. Pero llegar a la paz social con los del paro resultará mucho más difícil.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1962

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.