Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/9/2017 12:00:00 AM

Una tarea gratificante

La Fundación Puerto de Cartagena ofrece un mejor futuro a las comunidades cercanas a su área de operación. Esto es lo que ha hecho.

La Fundación Puerto de Cartagena ofrece desarrollo a las comunidades La iniciativa Saberes apoya a niños de 0 a 5 años en hogares de barrios comunitarios como Nuevo Oriente. Foto: Héctor Rico

Hablar de un puerto de inmediato trae a la imaginación buques, contenedores, marinos, grúas y cruceros. Pero en el de Cartagena hay un componente extra para tener en cuenta: la acción social que presta mediante su robusta fundación. Para la Organización Puerto de Cartagena, suma de los esfuerzos de muchos integrantes, es muy importante lo que sucede con la población más cercana a su área de influencia, en los barrios San Isidro Bajo, Las Colonias, Zapatero, Ceballos, Nuevo Oriente, Albornoz y la comunidad de Santa Clara.

La primera tarea es identificar los problemas más urgentes de estas comunidades. Por medio de varios estudios de caracterización (el último se realizó en 2012), se define el potencial social de los habitantes y con esa información determinan qué programas pueden beneficiarlos. Los resultados dieron lugar a un Plan Estratégico que rige hasta este año. En ese plan incluyen a varios grupos poblacionales: primera infancia (0 a 6 años), segunda infancia (7 a 14 años), juventud (14 a 21 años), y adultos (18 años en adelante).

Uno de los resultados del estudio indicó que en varias zonas vulnerables las madres cuidaban y alimentaban a sus hijos, pero no tenían tiempo para educarlos. Por eso la fundación ideó la iniciativa Saberes, que apoya hogares comunitarios en barrios como Nuevo Oriente. Niños de 0 a 5 años quedan a cargo de personas como Sandy Medrano, madre comunitaria en los hogares Arcoíris de amor y Pasitos de amor. “Con este programa todo cambió, Saberes llegó como ese motor que genera los cambios que necesitamos para educar a estos niños”, dice. La fundación trabaja en total con 28 hogares comunitarios y cuatro aulas de transición. Solo en Nuevo Oriente hay 11.

Yarleny Castro es una de las madres beneficiadas del programa. Ahora su hija de 3 años llega a casa hablando más, cantando y con muchas tareas por hacer. “El personal profesional me ayuda mucho. Con ellos está mi hija desde las ocho de la mañana hasta las tres de la tarde, es un tiempo valioso en el que aprende mucho de música y le enseñan cuentos infantiles”.

Al igual que ella, otros padres y madres participan en programas como ‘Habilidades para la crianza’, donde les enseñan que la formación de sus hijos comienza en casa y se complementa con la que imparten las madres comunitarias. De nada serviría un trabajo sin el otro, tienen que estar articulados. “La idea es que exista prevención de conflictos, si es necesario el castigo, se aplica pero sin violencia”, asegura Óscar Donneys, funcionario de la fundación.

El valor deportivo

Para niños y jóvenes existen escuelas socio-deportivas en las que el fútbol se convierte en la excusa para formar en valores. La iniciativa ‘Ajedrez al parque’ y una orquesta que los forma en música son otras de las acciones implementadas por otros actores para el aprovechamiento del tiempo libre. Para los adultos pescadores también hay programas especiales, como capacitaciones en seguridad y en reparación de motores fuera de borda para botes pesqueros.

Es una tarea que no solo va dirigida a las personas, también impacta a la infraestructura que rodea a los habitantes. Han hecho mantenimiento de canales, recuperado sus cualidades ambientales para mejorar la calidad de vida de quienes viven cerca. También han modernizado salones de clase y rescatado parques como los de los barrios Albornoz y Las Colonias.

Todos los programas ofrecen herramientas a las personas para que sean gestoras de su propio desarrollo. Precisamente ese es el objetivo de la Fundación Puerto de Cartagena: enseñar y acompañar a las comunidades en los procesos, y no simplemente proponer la implementación de ideas asistencialistas que generen un beneficio temporal.

El trabajo del puerto con las poblaciones es a largo plazo y demuestra que el futuro de un país no depende solo de los índices económicos o del monto de las regalías anuales. Ese porvenir también se basa en la calidad de vida de la que pueden gozar las personas que viven alrededor, en este caso, de la operación portuaria de la ciudad más internacional y visitada de Colombia.

EDICIÓN 1959

PORTADA

¿Qué hay detrás del paro?

Razones, realidades y mitos de la movilización social del 21 de noviembre.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1959

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.