Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 11/2/2019 12:00:00 AM

Del Guasón y otras sonrisas: un análisis de las redes sociales

Según Margarita Rojas, sonreír y mostrar felicidad es uno de los grandes afanes de las redes sociales... "pero bajo esas caretas se ocultan penas y pecados".

Importancia de la risa y la felicidad para la salud "Quizá tenemos necesidad de reírnos cuando más tristes estamos" Foto: Esteban Vega La-Rotta

Nunca vimos sonreír tanto ni tan ampliamente en los registros visuales de la historia como en nuestros tiempos. No sonrieron Las Meninas de Velázquez, la Venus de Boticelli, las majas de Goya, Las señoritas de Avignon, de Picasso, ni los modelos de retratos célebres al posar para los maestros. Y es, precisamente, esa sonrisa tímida y ambigua que se atrevió a esbozar Lisa Gherardini en los inicios del Renacimiento, una de las causas de la celebridad de la Mona Lisa de Da Vinci.

Lea también: La salud y la pluma

También sonríe sutil e inusualmente la llamada Mona Lisa holandesa: la joven de la perla, de Johannes Vermeer, que abre la boca y deja entrever, como muy pocas veces en el arte, algunos de sus dientes. Todo un desafío a los patrones. La gente con cierto rango no se reía en público. También es lógico pensar que las piezas dentales no fuesen muy dignas de ser exhibidas.

En la segunda mitad del siglo XX, gracias al cine, la televisión y sobre todo a la fotografía, entre muchos otros tabúes se fue perdiendo esa especie de ‘pudor’ a sonreír y a mostrar sin reservas la dentadura. Las sonrisas amplias y perfectas son una marca estética de nuestra época.

Ahora reímos siempre, incluso cuando no hay razones. Mostrar felicidad es uno de los grandes afanes de las redes sociales. A juzgar por los millones de fotos que se publican cada día, somos las generaciones más felices que han pasado por el planeta. O quizá tenemos necesidad de reír cuando más tristes estamos.

También le puede interesar: Especial costa Caribe

“Mi mamá siempre me dice que sonría y ponga cara de felicidad”, narra Arthur Fleck en la inquietante reconstrucción de su infancia en la película El Guasón, una apología aterradora de la violencia que la sociedad gesta y padece. El pintor y grafitero bogotano Emerson Cáceres, que firma como Cacerolo, ha replicado la sonrisa siniestra del villano de Ciudad Gótica en los rostros de Uribe, Santos, Petro y Gabo, entre muchos personajes. “Es una forma de reflejar la maldad de todos”, explica en entrevistas sobre ese recurso recurrente en sus retratos.

Y sí: esta humanidad pródiga en sonrisas bastantes penas y pecados oculta bajo sus caretas. Mi esposo desconfía de las sonrisas agraciadas desde que le confesé que la mía era ayudada.

*Directora de información internacional de Caracol Televisión.

EDICIÓN 1978

PORTADA

¿Cómo ganar esta guerra?

SEMANA plantea 15 acciones indispensables para superar la dramática crisis que ha provocado la pandemia.

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1978

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.