opinión

¿Está seguro de que las mujeres conducen peor que los hombres?

Por: Margarita Rojas*

Si pertenece a ese club, lea este artículo. Su autora desmonta esos mitos después de revisar en detalle, y por género, las estadísticas de accidentalidad en el país.


Habría que remontarse a los oscuros parajes de la psicología infantil o a los misterios de la genética sobre transmisión de información en el ADN para tratar de entender las razones de la pasión de los hombres por los carros. Ese gusto, como si naciera desde la inconciencia, lo manifiestan en los primeros años y luego lo desarrollan y complejizan, en mayor o menor grado; se convierte en adicción, fiebre, manía, enfermedad. ¿Por qué? No lo sé. Las mujeres nunca lo sabremos.

Dejando de lado la estética, que también cuenta, para el género femenino el carro es un asunto práctico. Lo usamos por útil y cómodo, y lo conducimos porque toca. Y aquí vienen los prejuicios: que manejamos mal, que no sabemos parquear, que somos distraídas y que nos accidentamos más. Prejuicios que las cifras desmontan.

Según los datos del Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT), en 2018 hubo 185.089 accidentes en las vías de Colombia, que involucraron 337.399 vehículos; 280.542 eran conducidos por hombres (el 83 por ciento de los casos) y 43.290, por mujeres (13 por ciento). En el 4 por ciento restante no se reportó el género del conductor.

Lea también: Manéjense Bien, una propuesta para construir una ‘ciudadanía vial’

Es decir, los hombres se accidentan casi seis veces más que las mujeres. Sin embargo, las conductoras somos menos. De las más de 12 millones de personas en Colombia que tienen su licencia de conducción activa en el RUNT, 3.176.564 son mujeres (el 26 por ciento) y 8.838.899 son hombres (el 74 por ciento). Ellos nos triplican, pero también son los más afectados en los siniestros. Según el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Colombia (Cesvi), en 2018 fallecieron en accidentes de tránsito 6.494 ciudadanos, de los cuales 5.243 eran del género másculino (80,7 por ciento), y 1.251 del femenino (19,3 por ciento). Y de 37.237 lesionados, 22.976 eran hombres (61,7 por ciento) y 14.261 eran mujeres (38,3 por ciento).

Le puede interesar: Werner, el auto eléctrico que pueden manejar los discapacitados

Varios estudios en otros países muestran que los hombres tienden a cometer más infracciones al conducir. En general, son más propensos a sufrir ataques de ira al volante y a exceder la velocidad. Esa fue, precisamente, la mayor causal de imposición de infracciones en Colombia durante 2018.

Los registros del Sistema integrado de información sobre multas y sanciones por infracciones de tránsito (Simit) muestran que de 4.295.879 comparendos impuestos el año pasado, 798.253 se produjeron por conducir a una velocidad superior a la permitida. En Colombia es difícil establecer los infractores según su género porque el formato de comparendo único no lo discrimina. Una reforma simple como esa aportaría mucho en la consolidación de las estadísticas que son la mejor forma de desmontar los tabúes y lugares comunes. ¿Es usted hombre? ¿Aún cree que no sabemos dar reversa? Mire las cifras, por favor.

*Directora de información internacional de Caracol Televisión.