sostenibilidad

Bancolombia y su apuesta sostenible

La entidad es uno de los bancos más sostenibles del mundo, de acuerdo con el Índice de Sostenibilidad Global del Dow Jones. A través de distintas líneas financia proyectos que contribuyen al bienestar económico, social y ambiental de los territorios en Colombia.


Con el paso de los años, la palabra sostenibilidad ha ido calando en las mentes de los empresarios y hoy ya no es un lujo ser sostenible: es una obligación. Conscientes del significado de este compromiso, compañías de distintos sectores del país han decidido apostarles a iniciativas con corazón verde.

Torres del Cielo es una de ellas. Este proyecto nariñense de Vivienda de Interés Social, construido de manera sostenible e integrado por 1.008 unidades residenciales, es considerado el más grande de Suramérica con el certificado EDGE (Excellence in Design for Greater Efficiencies). Bancolombia creyó en esta iniciativa y contribuyó a su financiación con el desembolso de 27.000 millones de pesos.

“Promover una economía baja en carbono requiere de una mirada diferente desde la financiación, buscar que todos los sectores productivos adopten prácticas de generación de valor agregado que conduzcan a que el crecimiento sea sostenible desde lo económico, social y ambiental”, puntualiza Juan Carlos Mora, presidente del Grupo Bancolombia, uno de los bancos más sostenibles del mundo, según el Índice de Sostenibilidad Global de Dow Jones.

La entidad financiera tuvo en cuenta que los procesos de construcción en Torre del Cielo fueran eficientes, sostenibles e innovadores. Luis Arellano, gerente de Latam Gestión –constructora del proyecto en Pasto–, asegura que el ahorro en agua fue del 23 por ciento, en energía del 25 por ciento y en energía embebida en los materiales del 39 por ciento.

“Con el fin de hacer ahorros significativos en agua, materiales y luz se alivianaron las losas de piso y entrepiso para disminuir el volumen de concreto y, al mismo tiempo, mantener la integridad estructural, con un aligeramiento general del peso del edificio que mejora el rendimiento de la estructura en caso de terremoto”, anota Arellano.

La estrategia de negocios sostenibles de Bancolombia incluye acompañamiento técnico para identificar los proyectos, aliados estratégicos para su implementación, reconocimiento de los beneficios tributarios asociados a las inversiones ambientales y un amplio portafolio de líneas sostenibles para financiar proyectos que, como Torres del Cielo, promuevan el uso de tecnologías limpias, energías renovables, reducción de residuos, emisiones y vertimientos y uso eficiente de la energía, entre otros.

Línea sostenible

La movilidad también ha encontrado una forma de contrarrestar las presiones que ejercen las cargas de CO2 en el ambiente. Estimaciones del Banco Mundial calculan que si ciudades de América Latina reemplazaran su flota actual de buses y taxis por vehículos eléctricos, para 2030 se ahorrarían casi 64.000 millones de dólares en combustibles fósiles y 300 millones de toneladas en emisiones de CO2.

Colombia ya tiene una meta clara en ese sentido: para 2030 deben rodar 600.000 vehículos eléctricos por el territorio. Uno de los pasos en esa dirección lo está dando la empresa Masivo de Occidente, que logró mediante un leasing financiero de Bancolombia, por 4.930 millones de pesos a través de Findeter, adquirir 12 buses eléctricos para su operación como parte del Sistema Integrado de Transporte Público de Medellín.

Fernando Montoya Echeverri, gerente de Masivo de Occidente, cuenta que cuatro de los buses se encuentran en pruebas y acondicionamiento, y los ocho restantes deberán ingresar a la flota a inicios de 2021. De esta forma, Masivo de Occidente se convierte en la primera empresa privada de transporte público en la capital antioqueña que incorpora buses eléctricos.

“Mediante esta operación no solo contribuimos a la movilidad eléctrica y a la generación de bienestar, sino que posibilitamos que 70.728 toneladas de dióxido de carbono dejen de emitirse a la atmósfera durante todo el periodo del proyecto”, señala Montoya Echeverri.

La Línea Sostenible de Bancolombia salió al mercado en 2017 y ha beneficiado a compañías que quieren invertir en proyectos de sostenibilidad, con tasas de hasta 100 puntos básicos por debajo de una línea de financiación tradicional.

Lea también: Reinventistas, el programa de Bancolombia para apoyar a 300 emprendimientos colombianos