coronavirus

Así se prepara Unicef para la distribución de vacunas de covid-19

La Organización de Naciones Unidas para la Infancia prevé suministrar 2.000 millones de dosis a 92 países durante 2021, con el apoyo de grandes empresas aéreas y marítimas.


La Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ya está trabajando con grandes aerolíneas y con empresas de transporte para preparar el suministro de vacunas contra la covid-19 a 92 países en cuanto estén disponibles, en lo que será la mayor operación de este tipo en toda la historia.

A través de un comunicado, la agencia de la ONU para la infancia explicó este domingo que está estudiando la logística necesaria para transportar cerca de 2.000 millones de dosis durante 2021 y para ello se ha reunido con grandes empresas aéreas y con más de 350 socios del sector logístico, incluidas compañías de transporte aéreo y marítimo.

”Mientras continúa el trabajo para desarrollar vacunas contra la covid-19, Unicef está acelerando los esfuerzos con aerolíneas, empresas de carga, navieras y otras asociaciones de logística para suministrar vacunas vitales de la forma más rápida y segura posible”, señaló en la nota Etleva Kadilli, directora de la División de Suministros de la agencia.

Según Unicef, esta colaboración debe asegurar que haya capacidad de transporte suficiente para una “operación histórica y descomunal” de entrega de vacunas, jeringuillas y más equipos de protección para los trabajadores de primera línea.

En las próximas semanas, Unicef tiene previsto analizar la capacidad de transporte existente para identificar posibles problemas y necesidades en la que se espera que sea la mayor y más grande operación de suministro de este tipo en toda la historia.

La agencia de la ONU, en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se va a encargar de coordinar la compra y entrega de vacunas para 92 países de ingresos bajos y medios.

Serán vacunas de fabricantes que han llegado a acuerdos con la plataforma Covax, el mecanismo liderado por la Alianza de Vacunas Gavi, la Coalición para las Innovaciones en Preparación para Epidemias y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para facilitar el acceso a la inmunización a todos los países.

Justamente, este 20 de noviembre, con motivo del Día Mundial de la Infancia la Unicef aseguró que el impacto de la pandemia de la covid-19 ha sido muy duro para los niños y se necesita urgentemente evitar que esta crisis de salud se convierta en una crisis de los derechos de los niños.

“A lo largo de la pandemia ha existido un mito persistente, de que los niños apenas se ven afectados por la enfermedad. Nada podría estar más lejos de la verdad”, expuso Henrietta Fore, directora ejecutiva de Unicef, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

El impacto es previsiblemente mayor en los 356 millones de niños, uno de cada seis, que viven en condiciones de pobreza extrema en el mundo, y al paso de la pandemia pueden agregarse otros 150 millones que quedarían en pobreza multidimensional, sin acceso a educación, salud, vivienda, nutrición, agua potable y saneamiento.

En esa población vulnerable pide Unicef que se concentren los esfuerzos, en su más reciente informe, “Evitar la generación perdida del covid-19”.

Aunque los síntomas de la covid suelen ser más leves en los niños, las infecciones están aumentando y sus vidas se pueden marcar por el impacto a largo plazo en la educación, la nutrición y el bienestar.

Si bien los niños pueden enfermarse y propagar la enfermedad, esto es solo la punta del iceberg de la pandemia. Las interrupciones en los servicios clave y las crecientes tasas de pobreza representan la mayor amenaza para los niños”, dijo Fore.

Con información de DW