Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

2046

Won Kar-Wai condena al protagonista de su película anterior a pensar en todas las oportunidades perdidas. ***

2046 El señor Chow (Tony Leung) se resiste a enamorarse de una mujer que no sea la que un día tuvo que dejarlo.
Título original: 2046.
Año de producción: 2004
Dirección: Won Kar-Wai.
Actores: Tony Leung, Ziyi Zhang, Maggie Cheung, Li Gong, Takuya Kimura, Faye Wong, Chen Chang. La nostalgia paraliza a los personajes que viven en el mundo del cineasta Won Kar-Wai. El sufrimiento que les causan las oportunidades perdidas, el desconsuelo en que terminan por cuenta de esos romances vividos a destiempo, los convierten en fantasmas atrapados en un presente en el que sólo parece posible esperar un futuro que sea idéntico al pasado. Puede servirnos de ejemplo, para no perdernos en las palabras, el protagonista de sus dos películas más recientes: el señor Chow Mo Wan, escritor melancólico que en 2046 trata de reponerse de lo vivido en Deseando amar, está condenado a escapar de todas las mujeres que le inspiren los mismos sentimientos que alguna vez le inspiró aquella Su Li Zhen que tuvo que irse (se resistía a caer en el lugar común del adulterio) para seguir siendo el amor de su vida. No importa que no nos guste su estilo: Won Kar-Wai, como los grandes maestros del cine, nos ha enseñado a observar la realidad a su manera, nos ha dado el adjetivo que nos hacía falta cuando vivíamos ciertas experiencias sin tener sus largometrajes a la mano. Se podría decir, si se buscara una definición de su estilo, que no filma las escenas que vemos con los ojos, sino las secuencias que editamos con la memoria. La arriesgada 2046, que le debe su título al número de una habitación de hotel, es una digna adición a una hoja de vida inmejorable, pero lleva al extremo, al manierismo, a una voz cinematográfica que ya era algo manierista. No se contenta con seguir al señor Chow en sus aventuras amorosas, no, se pone en la tarea de recrear el aparatoso cuento futurista que éste escribe sobre una ciudad patrocinada por LG (creo que desde Náufrago, esa emotiva apología de la eficiencia de FedEx, no se veía en el cine una campaña publicitaria tan descarada) a la que van a parar todos los recuerdos. Y en el proceso se pierde en encuadres -lentas caminatas, giros de humo, encuentros inesperados- que, no obstante capturan milagrosamente el dolor que se siente cuando se está lejos, le hacen imposible al espectador pensar en algo diferente a "estoy viendo una película de Won Kar-Wai". Sería tonto criticar al director de Días salvajes, Chungking Express y Felices juntos por parecerse a sí mismo. No está de más, sin embargo, advertir que 2046 no da siempre en el blanco, que sus imágenes de ciencia ficción, por ejemplo, nunca logran parecer algo más que un capricho. Solamente una teoría de fiel seguidor, sacada de la manga, podría llevarnos a pensar que este buen relato es en verdad otra genialidad de aquellas. Y es la siguiente: al hacernos sentir nostalgia por Deseando amar, a fuerza de recrear en 2046 sus atmósferas sugerentes y sus amores melancólicos, el gran Won Kar-Wai estaría convirtiéndonos en personajes suyos. Ese propósito lo justificaría todo, sí. Pero este es, claro, un triste caso de lo que llaman "pensar con el deseo".

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.