Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/21/1994 12:00:00 AM

CINE

CINE, Edición 651, Sección Cultura CINE
LA LOTERIA DEL AMOR
Nicholas Cage y Bridget Fonda en la increíble historia desatada por una propina de dos millones de dólares.
MIENTRAS EL género de acción se vuelve cada vez más fantástico y las películas de suspenso son cada vez más inverosímiles, un gran número de productores en Hollywood se han dedicado a rescatar los viejos géneros quaarcaron toda una época. Algunos se han transado por el western y otros han preferido la comedia romántica, aquella que marcó en Estados Unidos una buena parte la era dorada del cine.
Es el caso del director Andrew Bergman, conocido por sus comedias El novato (parodia de El padrino) y Luna de miel en Las Vegas, de quien muchos piensan que su última película, La lotería del amor, es sencillamente un homenaje al cine de Frank Capra.
En el filme, un humanitario y noble policía de Nueva York (Nicholas Cage) se gana cuatro millones de dólares en una lotería y no tiene una idea mejor que compartir el premio, en partes iguales, con una hermosa y necesitada camarera (Bridget Fonda). La tercera en discordia es Rosie Pérez, en el espléndido papel de la avara esposa del policía. A partir de un guión simple, La loteria del amor utiliza como soporte temático el tradicional elemento del triunfo de los ideales nobles sobre los propósitos de ambición y venganza. En este sentido, tanta bondad en el personaje de Cage y algunas reacciones periodísticas alrededor del caso de los ganadores de la loterla, hacen que la película caiga, por instantes, en el ridículo; aunque muchos piensan que en realidad esa es su virtud.
La cinta de Bergman es una comedia romántica; y como tal, es absolutamente predecible. El público sabe que el amor entre los dos protagonistas surgirá desde el primer encuentro; sabe que lo que se presente de ahí en adelante no serán sino obstáculos de la consumación de ese amor; y sabe, en definitiva, que la cinta tendrá un final feliz. Sin embargo, todo esto no obsta para que el espectador la disfrute en su justa dimensión, tal y como sucede con las demás películas delgénero.

EL DUO DINAMICO
SUFICIENTEMENTE ELOGIADOS por la crítica, aun si trabajan por separado, Martin Scorsese y Robert de Niro han vuelto a unirse en un proyecto que de entrada suena bien.
Películas como Taxi Driver, Buenos muchachos y Cabo de miedo, protagonizadas por Robert de Niro bajo la dirección de Scorsese, dan una idea de lo que esta pareja es capaz de producir.
Ahora están trabajando en el proyecto de Casino, una cinta que busca mostrar el poder de la mafia y la corrupción en el mundo del juego en la costa este de Estados Unidos.
Sin duda, la película puede ser un lujo, pues ambos tienen experiencia en el campo. Scorsese en El toro malvaje, El color del dinero. Y. De Niro nada menos que en El padrino.

UNO CONTRA OTRO
Julia Roberts y Nick Nolteen una película que serviría mejor de enlatado de televisión.
EL LUGAR DE conflico es Chicago y los protagonistas, dos reporteros de periódico en competencia permanente por ganar la chiva del día. El caso por cubrir: el descarrilamiento de un tren que, eventualmente, puede conducir a una noticia aún más grave.
Nick Nolte y Julia Roberts desarrollan los papeles de estos dos competitivos reporteros en Uno contra otro, la comedia de suspenso dirigida por el director Charles Shyer sobre las tensiones, las intrigas y las trampas que suele suscitar el periodismo diario.
Desde el principio, la película trata explícitamente el tema del síndrome de la chiva, de las pistas falsas en que cae el periodismo en ciertos casos, de la importancia que cobran los detalles a la hora decubrir una noticia. Tal argumento, unido a la dosis de humor entre la pareja de reporteros en conflicto, augura un planteamiento decoroso. Pero es sólo una premonición.
En realidad, Uno contra otro enfrasca al espectador en un complicado, aburrido y casi incomprensible caso detectivesco, que poco interesa al público, si no fuera porque en el fondo transcurre la historia paralela de un romance en gestación.
Aún así, lo que en principio parecía una ágil simulación del trabajo periodístico, con romance incluido, termina siendo algo parecido a un capítulo flojo e insulso de la serie de televisión El cazador, o de cualquier otra serie del género detectivesco en pareja. -

EL NUEVO BATMAN
Todo el mundo ha especulado sobre la batichica y el malvado que acompañaran al hombre murciélago en la tercera parte de Batman. Pero han sido tantos los cambios que todo sigue siendo un rumor.
Parece que en esta oportunidad aparecerá El Acertijo, y que lo protagonizará Tommy Lee Jones; que la batichica será Nicole Kidman y que también participará Chris O'Donell, tal vez en el papel de Robin, personaje que el productor Tim Burton quería incluir. El director será Joel Schumacher, el mismo de un día de furia.
Lo más sorprendente de todo es que Michael Keaton ha renunciado a participar, tal vez cansado de que los villanos (Nicholson y De Vito) lo hayan opacado en su papel de Batman. El Batman de esta ocasión será entonce, Val Kilmer, el actor de Tombstone y The Doors.







EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com