Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/1987 12:00:00 AM

CINTAS CON GLAMOUR

Quince películas muestran a los colombianos el nuevo cine francés.

CINTAS CON GLAMOUR CINTAS CON GLAMOUR
Durante muchos años y gracias a la injusta indiferencia de los teatros colombianos con el cine francés, éste ha sido sinónimo de mujeres lánguidas y sucias, amantes suicidas, calles angostas en un París lleno de gatos y rameras, ladrones, aventureros, panaderos y estafadores, interpretados por actores como el desaparecido Lino Ventura, Jean Paul Belmondo, Charles Vanel, Charles Boyer, Alain Delon, Romy Schneider y Simone Signoret, entre otros, quienes con el tiempo han dado paso a esta nueva generación encabezada por Depardieu, Miou Miou, Isabelle Adjani, Isabelle Hupert y otros más, bajo la dirección de jóvenes en quienes la influencia de los maestros norteamericanos ha sido y seguirá siendo decisiva. Sobre todo en las películas de acción, ya que la fórmula erótica y amorosa sigue siendo francesa, con olor a pan, cebollas y sábanas sin cambiar.
El festival de cine francés que comenzó este fin de semana en Bogotá, y que seguirá durante los próximos días en otras ciudades, sirve a los espectadores colombianos para comprobar que aunque muchas cosas están cambiando en esa industria, la contemplación de ciertos conflictos familiares es más cínica y más dura y el humor más anárquico; afortunadamente el cine francés sigue siéndolo más que nunca, con su estilo analítico, su aparente despreocupación ante ciertos códigos morales y sobre todo, con su detenimiento ante ciertos elementos de la vida cotidiana, con ese toque sutil que distingue a cualquier película francesa aunque esté doblada.
Dentro de esta muestra organizada por la Embajada y la Alianza Francesas, hay historias, personajes y situaciones para todos los gustos: la encerrona polaca analizada por Andrej Wajda con personajes de la Revolución Francesa en "Danton"; el humor de un director como Francis Weber y un cómico como Pierre Richard en "Los fugitivos" y " Los compadres"; el cinismo de un Philipe Noiret convertido en un inspector tramposo en "les Ripoux", de Claude Zidi; el diletantismo insoportable de Jean-Jacques Beineix en "La luna en el arroyuelo" sobre una novela negra de David Goodis; la belleza plástica de una fábula como " Los errantes del desierto" del tunecino Nacer Khemir; el ascetismo bressoniano de Alain Cavalier y su drama "Teresa", auténtica obra maestra; el regreso de un maestro como Jean Pierre Mocky con "El milagro" o la presencia de realizadores poco conocidos en Colombia como Benoit Jacquot con "Corps et biens", Pierre Jolivet con "El complejo del canguro", Oliver Assayas con "Desorden", Edouard Niermans con la polémica e incitante "Polvo de ángel" o Luc Besson con "Subway", protagonizada por Isabelle Adjani y Christopher Lambert. En esta muestra, curiosamente, ha sido incluída una comedia ya estrenada comercialmente aquí "Tres hombres y un biberón", dirigida por una mujer, Coline Serrau, una de las películas más taquilleras en mucho tiempo, tanto, que productores norteamericanos le han financiado una nueva versión, a la americana, de los enredos de estos tres solteros con un bebé abandonado a su puerta.
Son quince películas que incluyen casi todos los géneros y aunque no están los grandes maestros (Alain Jessua, Godard, Rohmer, Chabrol, Demy, Lelouch, Tanner, entre otros), el espectador, si logra desarrollar el don de la ubicuidad, alcanza a conocer los planteamientos duros y exigentes de un Andrej Wajda (de quien originalmente venía "Un amor de Alemania"), los juegos visuales de Beineix (el mismo de "Betty Blue"), el humor simplista de Weber o los laberintos de Niermans. Es otra mentalidad, otra forma de mirar el amor, el sexo, la amistad, la muerte y la risa. Es otra manera de contar historias que, en el fondo, nada tienen que ver con estos países subdesarrollados.






EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com