Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/22/2003 12:00:00 AM

Corazones unidos

'Pacificanto' es una cantata electroacústica en la que se unen la voz de Marta Senn con el canto de las ballenas e instrumentos prehispánicos y contemporáneos.

Unir territorios, oficios, tiempos. El océano con las entrañas de la cordillera de los Andes, el mundo natural con la tecnología y la cultura, los sonidos ancestrales con la música contemporánea. De eso se trata Pacificanto, un concierto que va mucho más allá del simple espectáculo. Es una cantata electroacústica que combina el canto de las ballenas y el sonido de su corazón con la voz de la mezzosoprano Marta Senn, el piano de Pablo Arévalo y los instrumentos indígenas que interpretará Huáscar Barradas, compositor de la cantata, en una puesta en escena a cargo de Rolf Abderhalden, director del grupo Mapa Teatro.

Esta unión entre música, teatro, ecología e ingeniería se llevará a cabo en la Catedral de Sal de Zipaquirá los días 27 y 28 de septiembre en dos funciones diarias a las 11 de la mañana y las 3 de la tarde. Vía satélite los músicos recibirán los sonidos provenientes del mar y en tiempo real interpretarán esta cantata, que narra el peregrinaje de las ballenas jorobadas desde la Antártida hasta el Pacífico colombiano, donde llegan en julio luego de un viaje de 8.000 kilómetros.

Detrás de este proyecto se encuentra el grupo Scvs (Seguimiento Corazón Vía Satélite), liderado por el científico colombiano Jorge Reynolds Pombo, quien es un especialista de vieja data en el estudio del corazón humano y de los mamíferos. Este equipo ha desarrollado un sistema de boyas denominado 'oídos del mar'que captan el canto de las ballenas y el sonido de sus pulsaciones cardíacas a una distancia de hasta 15 millas náuticas, es decir, casi 28 kilómetros. Mediante filtros virtuales de computador se limpian otros sonidos propios del mar (oleaje, viento, embarcaciones) y se envían vía satélite a la Catedral de Sal.

Jorge Reynolds ya ha realizado montajes semejantes. En la exposición mundial de Hannover 2000 se encargó de llevar al pabellón de la naturaleza el canto de las ballenas para que cantantes reconocidos interactuaran en tiempo real con los cetáceos. Realizó dos experiencias similares en Argentina y en la Cueva del Indio, en Santander. Los beneficios que dejen la venta de boletería así como la comercialización de un libro que cuenta las historias de este proceso, un CD con la obra musical completa y un video se destinarán a programas de educación y salud de niños desplazados por la violencia, en especial en el litoral Pacífico.

Para Jorge Reynolds este tipo de manifestaciones ponen de presente las grandes virtudes del pensamiento creativo colombiano y la capacidad de artistas y científicos para implantar ideas y proyectos propios. "Creo que la feliz combinación entre ciencia, arte y tecnología ayuda más a la felicidad de los pueblos que la política".

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Hay que aprender a comer

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
  • "El mundo cambió. Hoy se requiere mayor flexibilidad en las normas laborales"

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.