in memoriam

Días después de recibir el premio Cervantes, murió el poeta Francisco Brines

El poeta de lo intimista venía aquejado de una salud muy frágil. Pasó los últimos años de su vida en su casa de Oliva, un pueblo de la región de Valencia, rodeado de naranjos.


El poeta Francisco Brines murió el jueves, a los 89 años, días después de recibir de manos de los reyes de España el Premio Cervantes, el más importante de las letras en castellano.

“Siento muchísimo la muerte de Paco Brines. Hace muy pocos días le visitamos en su casa de Oliva para llevarle el Cervantes. Nos recibió con una enorme simpatía, con ternura y nos habló con la lucidez del hombre sabio y bueno”, escribió el ministro de Cultura de España, José Manuel Rodríguez Uribes.

“Nos ha dejado Francisco Brines, último premio Cervantes, figura fundamental de la poesía, maestro absoluto”, añadió su vez el Instituto Cervantes.

Brines, aquejado de una salud muy frágil, pasó los últimos años de su vida en su casa de Oliva, un pueblo de la región de Valencia, rodeado de naranjos.

Allí, en un acto muy sobrio, recibió el 12 de mayo de mano de los reyes de España, Felipe y Letizia, el Premio Cervantes, que le había sido concedido en noviembre.

Junto con poetas como José Ángel Valente, Jaime Gil de Biedma o Ángel González, Brines formó parte de la llamada Generación del 50, un grupo de autores que en el ecuador de la dictadura franquista desarrollaron una obra entre lo intimista y lo social.

En el caso de Brines, el Cervantes se suma al Premio Nacional de Literatura obtenido en 1987 por El otoño de las rosas –tal vez su libro más conocido– y al Reina Sofía de Poesía Iberoamericana en 2010.

El premio

En un acto íntimo y pospuesto inicialmente por su delicada salud, el poeta español Francisco Brines recibió este miércoles en su casa de manos de los reyes de España el Premio Cervantes, el más prestigioso de las letras en castellano.

La entrega del galardón suele celebrarse el 23 de abril en una ceremonia solemne en Alcalá de Henares, ciudad natal del autor de Don Quijote de la Mancha, pero este año tuvo que ser aplazada por el delicado estado de salud del poeta de 89 años.

Finalmente, los reyes Felipe y Letizia se desplazaron hasta la casa del escritor en su pueblo natal de Oliva (Valencia, este) y organizaron un acto en petit comité con el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez.

“Para mí es un honor y un placer poderle entregar esta medalla del Cervantes. Nos alegra mucho poder entregarla personalmente”, dijo el rey Felipe VI al poeta, que apenas podía responder con un hilo de voz.

Brines toma el relevo a otro poeta, el catalán recientemente fallecido Joan Margarit, a quien la pandemia también aguó la entrega del premio, que terminaría recibiendo en diciembre en un pequeño acto en Barcelona.

El jurado, que se saltó la tradicional alternancia entre autores españoles y latinoamericanos, premió a Brines “por su obra poética, que va de lo carnal y lo puramente humano a lo metafísico, lo espiritual”.

“Es uno de los maestros de la poesía española actual”, dijo entonces el ministro de Cultura.

Considerado el Nobel de las letras en lengua española, este galardón está dotado con 125.000 euros, unos 148.000 dólares.

En el palmarés del Cervantes figuran autores como la mexicana Elena Poniatowska (2013), el español Juan Marsé (2008), el peruano Mario Vargas Llosa (1994), el paraguayo Augusto Roa Bastos (1989) o el cubano Alejo Carpentier (1977).

*Con información de la AFP.