Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/5/1992 12:00:00 AM

DINASTIA

Julio Sánchez Vanegas y sus cuatro hijos han convertido a la programadora JES en un nuevo poder de la televisión colombiana.

DINASTIA, Sección Cultura, edición 540, Oct  5 1992 DINASTIA
HASTA HACE POCO Y EN EL ULTIMO CUARTO de siglo, los grandes nombres en torno a la televisión en Colombia eran RTI, Caracol, Punch y RCN. Y aunque el sistema de televisión en este país ha dado cabida durante todo este tiempo a un promedio de 30 programadoras, esos cuatro nombres habían sido los que mandaban la parada y las demás empresas eran percibidas en una dimensión menor.
Pero esa situación cambió desde el pasado diciembre.
Desde la promulgación de la Ley 14 de Alberto Casas, se creó por primera vez un cierto grado de competencia en la televisión colombiana.
Las adjudicaciones que en el pasado habían sido arbitrarias y rígidas, se hicieron con unas reglas del juego más justas y más flexibles de tal suerte que las dos cadenas quedaron compitiendo con programadoras compatibles enfrentadas a la misma hora.
con este paso se creó una transición entre el irracional sistema de adjudicaciones a dedo que existía en e] pasado y la libertad de canales que se vendrá en el futuro. El cambio se ha notado rápidamente y tal vez su signo más visible es el surgimiento de Producciones Jes -la empresa que es de Julio Sánchez Vanegas y sus hijos- como la programadora de televisión más profesional y eficiente del país.
Esto no solamente es un consenso entre los amigos de los Sánchez Cristo, sino también entre sus detractores. Y tal vez más importante que la opinión de amigos o enemigos son las cifras de Nielsen, la firma encuestadora que mide la sintonía de televisión en Colombia. Las 14 horas de JES tienen el promedio ponderado de 28.6 en sintonía. Aun en un programa aislado esta cifra es respetable. Pero como promedio de la totalidad de la programación de una de las grandes es un hecho sin antecedentes en la historia de la televisión colombiana. Algunas veces un noticiero o una telenovela pueden llegar a téner 40 ó 50 puntos. Pero el balance de una programación supone la combinación de horarios buenos con otros regulares y malos que tienen que ser llenados con huesos, ladrillos, compensaciones, etc. Promediando todos estos elementos la cifra de JES bate todos los récords y no puede ser considerada nada menos que un fenómeno. Si no fuera por el racionamiento que afecta a algunos programas de Jes, el promedio de la programadora superaría fácilmente los 30 puntos.
La verdad es que el ingreso de JES a las grandes ligas tiene su origen en parte en una "manita" que les dio el presidente Gaviria. En la última licitación el Consejo de Televisión presidido por el ministro de Comunicaciones, Alberto Casas, aumentó el número de horas de la programadora de los Sánchez Cristo de seis a 14 y media horas semanales,lo cual la convirtió de un tajo en una de las cuatro grandes de Colombia. Caracol y RCN recibieron cada una 16 horas, y JES y RTI quedaron en el segundo renglón con 14 horas cada una. Fuera de JES ninguna programadora fue objeto de semejante promoción y para darle cupo dentro del grupo de las cuatro grandes la programadora Punch tuvo que salir. En esto pudo haber algo de favoritismo.
Julio Sánchez Cristo se había posicionado como el asesor en comunicaciones de Luis Carlos Galán y, tras la muerte de éste, mantuvo esa posición en la campaña de gaviria.Al "comunicador" del candidato tradicionalmente nunca leva mal en una licitación. Pero la con consolidación de JES tiene mucho menos que ver con favoritismo que con talento y esfuerzo, y el drástico aumento de horas del que fue objeto era en el fondo el reconocimiento a un éxito profesional ganado a pulso durante muchos años. Si alguna programadora merecía entrar al grupo de las grandes era JES.
Pero convertirse en una programadora grande tiene tanto de ancho como de largo. No hay sino que pensar que las dos gigantes -Caracol y RCN- han arrojado cuantiosas pérdidas en los últimos años y RTY a duras penas se mantiene a flote.El capital de trabajo de una programadora grande generalmente es considerable y tiende a estar concentrado en la telenovela. Si por alguna razón esta fracasa, una empresa sin solidez económica puede quebrarse en menos de seis meses. En el caso de JES, con el aumento de horas, los costos de operación mensuales pasaron de 80 millones de pesos en diciembre del año pasado a 400 millones hoy. La sola nómina pasó de 70 a 250 personas. Gran parte de todo este aumento corrió por cuenta de la telenovela que por primera vez le fue adjudicada. Para asumir la producción de media hora diaria de dramatizado es necesario tener departamento de ambientación, vestuario, carpintería, departamento especial de ventas, etc. La telenovela representa el 60 por ciento tanto de los costos como de los ingresos.

Todo este esfuerzo se canalizó hacia la producción de la telenovela "Sangre de lobos" que desde que salió al aire tiene barrido al enfrentado,"La mujer doble", de Caracol. Las cifras de audiencia son 52.0 contra 21.5 según rating ponderado del último mes. Este éxito inicial ha dejado claro al terminar el primer semestre de la nueva programación que los Sánchez estaban a la altura del reto.
Pero la telenovela no es el único éxito que está experimentando esta programadora.Espacios como "Locos videos"en el que Jaime Sánchez y Jaime Garzón incitan a la producción amateur de videos con muy buenas dosis de humor; "Panorama" un magazine periodístico mezcla de serio y frivolo; telenovelas extranjeras como " La Pasionaria" y los largometrajes del fin de semana han hecho posible que JES tenga cuatro de los 10 primeros programas de sintonía en el pais.
Esta empresa que hoy compite con Caracol,RCN y RTI nació a comiensos de los 60 cuando Julio E.
Sánchez Vanegas decidió apostarle todo a la televisión. Empezando en Guaduas y después de alternar como actor de cine, actor de radio novelas y locutor radial, acabó especializándose en esta última actividad donde llegó a tener renombre como el presentador de noticias del "Reporter Esso" que anunciaba "El primero con las últimas". Por esa época Sanchez Vanegas decidió invertir todo el capital que tenia en ese momento en la producción de un programa que hizo historia en la década de los 60: "Concéntrese". Se trataba de un programa en el que tanto el público presente como los televidentes podrían adivinar los alcances de su poder de observación por lo cual recibían sustanciosos premios. La aceptación del programa fue tan grande que en la siguiente licitación se lo adjudicaron dando paso a la creación de Producciones JES.
Todo esto sucedió en 1965, y en los siguientes 15 áños los colombianos identificaron a Julio E. Sánchez como el señor que presentaba a Miss Universo "desde cualquier lugar del mundo" y el que se abrazaba con Rafael o Julio Iglesias en "Espectaculares JES".
El siguiente paso en el crecimiento de la empresa tuvo lugar en la década de los 80 cuando Julio Sánchez vanegas decidió jugarse los restos para comprar una unidad móvil equipada con la más moderna tecnología de entonces. Para financiarla puso en venta la emisora radial El Dorado que prácticamente constituía su único patrimonio. Esa movida en ese momento de la televisión colombiana y cuando JES contaba apenas con cuatro horas semanales, constituyó para los observadores de la época un gesto exótico y desorbitado.
Aunque hoy en día una unidad móvil de las dimensiones de las de JES no resulta extraña, para la época, ese camión gigante dotado en su interior de toda suerte de aparatos electrónicos, parecía más bien un set de "Misión imposible". En todo caso, la movida resultó visionaria y a partir de esa unidad móvil, JES pasó de ser una pequeña programadora a una casa productora de programas y de comerciales.
Sin embargo la consolidación de la empresa no habría sido posible si Sánchez Vanegas no hubiera creado la dinastía que resultó de su matrimonio con Lilly Cristo Nasser. Cuatro hijos hombres están hoy a la cabeza de cada uno de los frentes de la programadora. Desde pequeños los hijos de Sánchez han sido los más estrechos colaboradores de su padre y hoy comparten con él, hombro a hombro, la responsabilidad del neocio.
El más visible de los hijos es el mayor, Julio Jr. de 33 años. Alto, flaco, calvo y desgarbado es considerado por muchos como el actual motor de la programadora y una de las personas que más sabe de televisión en Colombia. Se le reconoce un especial olfato para saber qué satisface los gustos de la audiencia y su fórmula con frecuencia incluye altas dosis de sexo y violencia. Agudo como una Gillette y con un sentido del humor demoledor es, con su esposa Letty, invitado obligado a todos los acontecimientos sociales en los que nunca pasan inadvertidos por su indumentaria tipo Hollywood. Alterna su condición de magnate de la TV con la de disciplinado y madrugador empleado de Caracol Radio como director del programa "Viva FM", desde donde ha puesto a las amas de casa colombianas a confesarse en publico. Quienes lo conocen aseguran que la mayor habilidad de Julio es que logra estar siempre en el lugar adecuado en el momento adecuado.
El segundo en edad es Jaime, de 31 años, de quien se afirma tiene la mejor figura de la familia y una de las mejores voces del país. Es el presentador del programa "Panorama" al lado de Otto Greiffestein y de "Locos videos" al lado de Jaime Garzón. Dentro de la organización familiar es el administrador, y entre sus funciones están el manejo de las finanzas y de las ventas.
El tercero es Alberto, de 30 años, quien después de graduarse como arquitecto se encargó de todo lo que tiene que ver con el diseño de escenografías y la animación por computador. Estas dos áreas son claves en cualquier programadora grande y JES es la única en donde esta importante responsabilidad quedó en manos de la familia.
El benjamín es Gerardo, de 26 años, quien es la cabeza del departamento de comerciales. En los últimos años JES se ha convertido en una de las grandes productoras de comerciales del país y esta actividad representa un importante porcentaje de los ingresos de la empresa. Además de eso es director de "Locos videos".
Todo este combo familiar invirtiendo sus esfuerzos en un solo objetivo, ha hecho que la familia Sánchez se haya convertido dentro del medio de la televisión en el equivalente a lo que la familia Santos representa en el medio de la prensa. Julio Sánchez Vanegas logró con sus hijos en un cuarto de siglo pasar a su programadora de cola de ratón a cabeza de león. Esto no es poca hazaña en un mundo tan lleno de trabas, de intereses creados y de intrigas como es el de la pantalla chica en Colombia.

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com