Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/29/2005 12:00:00 AM

Ebrio de mujeres y pintura

La biografía del Jang Seung-up es una buena oportunidad para reflexionar sobre la naturaleza del arte.

Ebrio de mujeres y pintura El pintor Jang Seung-up (Choi Min-sik) buscó, durante toda su vida, la aprobación de su maestro.
Título original: Chihwaseon.
Año de producción: 2002.
Dirección: Im Kwom-Taek.
Actores: Choi Min-sik, Ahn Sung-Kee, Yu Ho-jeong, Son Ye-Jin, Kim Yeo-Jin, Yun Jin-Seo.

Los distribuidores no tienen la culpa: los que saben ya han confirmado que el título original de este largometraje, Chi-hwa-seon, en efecto quiere decir algo así como Ebrio de mujeres y poesía en coreano. Que fue, aunque hoy suene a ranchera de Vicente Fernández, lo que le sucedió al pintor Jang Seung-up (otros lo escriben Jean Seungeop) mientras que, en la segunda mitad del siglo XIX, se convertía en uno de los artistas fundamentales de la gran dinastía Joseon. Según lo muestra esta película, la número 98 en la carrera del cineasta Im Kwon-taek (sí, ese es el número: este hombre de 69 años ha dirigido 99 producciones desde 1962 hasta 2004), Seung-up se enfrentó al alcohol, a la sociedad y a las relaciones con las mujeres de las misma manera como se enfrentó a la pintura: en la búsqueda de una identidad que no parecía estar en ninguna parte.

Ebrio de mujeres y pintura consigue lo que pocas biografías llevadas al cine han conseguido: convierte la vida de un personaje real en un solo drama, la fábula de un hombre que quiere ser alguien (que persigue, en realidad, la aprobación final del hombre que lo rescató de la miseria: el maestro Kim Byung-Moon), al tiempo que documenta el milagro de la pintura coreana, las costumbres de un pequeño país cercado por los cambios del mundo y los peores momentos de una era gobernada por una dinastía en decadencia. Verla requiere cierta paciencia. Pero deja en la cabeza una serie de preguntas inquietantes y de imágenes poéticas que les serán especialmente útiles a quienes suelen reflexionar sobre la naturaleza del arte.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.