Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/21/1998 12:00:00 AM

EL ALMA MATER

La Universidad de los Andes cumple 50 años convertida en una de las más importantes instituciones educativas de Latinoamérica.

EL ALMA MATER EL ALMA MATER
Hace poco más de 50 años Mario Laserna y un grupo de estudiantes colombianos que gozaban del privilegio de estudiar en las más prestigiosas universidades de Estados Unidos llegaron a la conclusión de que en Colombia la educación no se adaptaba a las verdaderas necesidades sociales del país. Fue entonces cuando Laserna, al terminar sus estudios de matemáticas, física y humanidades en la Universidad de Columbia, se empeñó en conseguir lo necesario para la creación de un sistema educativo en el país, basado en los más avanzados de Norteamérica.
No esperó un solo instante a su llegada a Colombia para vincularse con quienes pudieran apoyar su idea. El impulso de este joven de 25 años no fue en vano pues personalidades como Mauricio Obregón y Alvaro Castaño Castillo se unieron rápidamente al deseo de dar un giro en la rudimentaria enseñanza que se estaba ofreciendo en el momento. La acogida fue tan grande que al lado de Laserna, Obregón y Castaño aparecieron 49 personalidades más, entre ellos Carlos Arango Vélez, Alfonso López Michelsen, Nicolás Gómez Dávila, Gabriel Betancur, Eduardo Caballero Calderón, Hernán Echavarría Olózaga, Carlos Sanz de Santamaría y Roberto Franco (su primer rector), que hoy figuran en la lista de fundadores.
Las instalaciones se ubicaron en los predios que actualmente ocupa y arrancó con los programas de arquitectura, economía, ingeniería eléctrica, matemáticas y química con la participación de tan sólo 88 alumnos. Durante los primeros años se apoyó la idea de permitir el acceso a instituciones educativas internacionales con el sistema conocido como '2-3', que facilitaba dos años de estudio en Colombia y tres en la Universidad de Illinois de Estados Unidos, y se instauró en 1958 la semestralización, concepto que no se había aplicado en Colombia.
Pero la labor de Laserna no paró allí. Al lado de Mauricio Obregón buscó en Norteamérica a los profesores de mayor trayectoria en todos los campos para conformar una junta de académicos que asesoraran constantemente el funcionamiento de Los Andes. El éxito fue tal que lograron entrevistarse con Dwight Eisenhower, entonces candidato a la presidencia de Estados Unidos, y con el físico Albert Einstein. De igual forma, el personal de profesores, la mayoría europeos, también fue seleccionado rigurosamente. La lista también abarcó a intelectuales como Abelardo Forero, Ramón de Zubiría, Germán Colmenares, Jorge Orlando Melo y Fernando Cepeda y en artes a Dicken Castro, Edgar Negret, Juan Antonio Roda, Beatriz González y Marta Traba, la crítica argentina que habría de construir una nueva historia del arte colombiano, buena parte de ella desde los talleres de bellas artes de la universidad.
La idea que hace poco más de cinco décadas era apenas el sueño estudiantil de un intelectual inquieto, hoy es una realidad tangible en la proyección profesional de sus egresados, muchos de los cuales han sido protagonistas de primer orden en la historia reciente del país. No por otro motivo y con cerca de 10.000 estudiantes Los Andes es considerada como una de las instituciones educativas más importantes de Colombia y una de las más prestigiosas de Latinoamérica.

EDICIÓN 1888

PORTADA

Petro vs. López Obrador, ¿cuál es la diferencia?

El recién elegido presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha tenido una carrera muy parecida a la de Gustavo Petro. ¿Por qué uno pudo llegar al poder y el otro no?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1889

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.