Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/25/1996 12:00:00 AM

EL BIOGRAFO DE GABO

¿Quién es el autor de la que es considerada la obra más completasobre la vida de Gabriel García Márquez?

EL BIOGRAFO DE GABO EL BIOGRAFO DE GABO
El 6 de marzo de 1997 será una fecha importante para Gabriel García Márquez. Ese día el célebre escritor cumplirá 70 años de haber nacido a las ocho y media de una mañana dominical en Aracataca. Pero no solo eso. También ese día,aunque no se sabe aún con precisión a qué horas, la Editorial Alfaguara lanzará en toda Iberoamérica la más completa biografía que se haya escrito jamás del Nobel colombiano. Se trata de un texto de 600 páginas que narra la vida de García Márquez desde 19 años antes de que él viera la luz por primera vez hasta 1967, cuando terminó Cien años de soledad.El autor del libro, que llevará por título Gabriel García Márquez - El viaje a la semilla _originado en el cuento de Carpentier_, es Dasso Saldívar, un hombre que nació en Guadalupe (Antioquia) en 1951, que abandonó la carrera de derecho a poco de iniciarla y que en 1975 se fue a vivir a Madrid donde, aparte de haber estudiado ciencia política en la Universidad Complutense, ha colaborado en periódicos como El País y Diario 16, en diversas revistas y en programas de radio y televisión.A Saldívar, más conocido en los medios culturales españoles que en su propio país, la idea de profundizar en la vida de García Márquez le surgió en segundo de bachillerato, cuando la lectura de Cien años no solo lo apartó de su intención inicial de estudiar medicina, dándole la bienvenida a la literatura, sino que lo movió a irse a Copacabana, un pueblo vecino, a entrevistar a Aída Rosa, la hermana monja del escritor que oficiaba entonces de profesora en el Liceo. El texto de ese diálogo se lo envió en un sobre por correo a Guillermo Cano, quien lo publicó como artículo de carátula del Magazín Dominical de El Espectador. Luego, en 1973, se fue a conocer Aracataca y escribió en seguida otro reportaje, 'En busca de Macondo', que apareció al poco tiempo en las páginas del diario capitalino.No contento con eso, Dasso Saldívar siguió adelante. Al año siguiente efectuó una nueva visita a Aracataca, así como a Barranquilla y Cartagena, y obtuvo dos verdaderas joyas. La primera, una larga entrevista con el padre de García Márquez, desconocida hasta ahora. Y la segunda, unos versos que publicó el Nobel en la revista Juventud, mientras cursaba la secundaria en el colegio San José de la capital del Atlántico. Hasta ese momento los datos que acerca de García Márquez caían en manos de Saldívar iban a parar a su archivo sin tener muy claro para qué.El propósito de escribir una biografía se lo hizo en 1986. Entonces duró tres años sentado frente al computador. Y vinieron los problemas. Se dio cuenta de que no conocía lo suficiente la vida del Nobel _siempre tuvo presente que no haría una biografía literaria_ y descubrió que en la información cronológica sobre la trayectoria de García Márquez existían infinidad de fallas. Incluso en varias entrevistas dadas por el escritor, que Saldívar había recopilado, algunas fechas citadas le resultaban imprecisas. Optó entonces por pedirle una cita a García Márquez, a quien no conocía personalmente, para que lo sacara de dudas. Se reunieron en 1989, en México. En dos sesiones de tres horas cada una, Gabo hurgó acuciosamente sus recuerdos y le puso punto final al encuentro con una frase que emocionó a Saldívar: "Escribe sobre mí como si ya hubiera muerto".Pero ni siquiera en ese momento sintió Dasso Saldívar que tenía toda la información que requería. Por eso continuó investigando y tres años más tarde volvió a Colombia por seis meses a lo largo de los cuales recorrió nuevamente los sitios clave. En uno de estos, Santa Marta, sostuvo una charla fundamental. Fue con Sara Márquez, prima hermana del Nobel y con quien él pasó su adolescencia. También habló con doña Luisa Márquez Iguarán, la madre de Gabo, y con los hermanos de éste. "Solo allí comprendí _dijo Saldívar a SEMANA en Madrid_ que el libro no se me escapaba; que todo lo que ha escrito Gabo es verdad y no ficción; que lo vivió en su infancia y que su mayor influencia la recibió en los primeros 10 años de su vida en casa de sus abuelos maternos, el coronel Nicolás Ricardo Márquez Mejía y doña Tranquilina Iguarán Cotes. Además entendí que la vida de Gabo no empezó el día de su nacimiento, sino 19 años antes, cuando el coronel, tras matar por un asunto de honor a un hombre llamado Medardo Pacheco Romero, debió abandonar el pueblo de Barrancas (La Guajira), se trasladó a Riohacha, en seguida a Santa Marta _donde le pusieron la ciudad por cárcel_ y aterrizó en agosto de 1910 en Aracataca. El episodio del duelo constituye el comienzo de mi libro. Por algo será que una de las frases que más han marcado a Gabo fue la de su abuelo, quien le dijo: 'Gabito, tú no sabes lo que pesa un muerto'.La biografía de Saldívar confirma la tesis de que el influjo más vigoroso que ha tenido en su vida Gabriel García Márquez lo recibió antes de cumplir los 10 años. Según Saldívar, el Nobel se aficionó a la poesía porque la maestra que le enseñó a leer, y que fue uno de sus primeros amores, Rosa Elena Fergusson, le leía versos en la escuela. Al teatro empezó a sacarle gusto en las sesiones solemnes del colegio y por las representaciones de un mago llamado Richardini. Lo deslumbró la narrativa cuando leyó un viejo ejemplar de Las mil y una noches que encontró en algún cuarto de la casa y cuando empezó a escuchar cuentos de Perrault. Se inclinó por el cine desde que su abuelo lo invitó a ver películas de Tom Mix. Le llamó la atención el periodismo desde cuando el coronel Márquez le leía las crónicas de periódicos como El Estado, de Santa Marta. Y se interesó por el poder también por el papel que jugaba su abuelo, como hombre respetable, en Aracataca.La charla con Sara Márquez sirvió para que Dasso Saldívar se pusiera finalmente manos a la obra. Con la ayuda económica de un amigo de la infancia dejó otras actividades y se dedicó a darle los toques finales a la biografía. Era 1992. Viajó a las hemerotecas de La Habana, donde conoció a una mujer llamada María Venero, que se ha leído Cien años 254 veces. Viajó a Ciudad de México para hablar con Alvaro Mutis y Carlos Fuentes. Viajó a París y a Barcelona. Viajó a Aracataca, donde estableció que Gabo nació con el cordón umbilical enrollado al cuello _de ahí su claustrofobia_ y que su tía Cimodosea Mejía, preocupada, dijo: "¡Echenle agua a este carajo por si se muere!". Viajó a Barranquilla, a Bogotá, a Ciénaga, a Guacamayal, a Zipaquirá para conseguir las notas que obtuvo García Márquez en el Liceo. Viajó a Magangué, donde la negativa del párroco lo hizo quedar una noche en el hotel del pueblo solo para confirmar que Mercedes Barcha nació un 6 de noviembre y viajó a Medellín únicamente para conocer las calificaciones que ella sacó en el colegio al que asistía. De este modo, y al cabo de tres años ininterrumpidos ante la pantalla del computador, Dasso Saldívar logró su cometido en agosto pasado.La historia de cómo Editorial Alfaguara se interesó por editarlo empezó, sin embargo, hace cuatro años en el marco de un congreso mundial sobre García Márquez convocado por la Universidad de Zaragoza. Eran dos días de conferencias y Dasso Saldívar había sido invitado para hablar sobre la vida del Nobel. El preparó un texto para leer, pero cambió de planes al ver la elevada calidad de las ponencias. "Entonces decidí sólo presentar las diapositivas que había tomado _dice_ e ir contando paso a paso la trayectoria vital de Gabo, de acuerdo con un recuento que había ido escribiendo". Los asistentes, entusiasmados, le pidieron que utilizara más tiempo del que se le había concedido. Y al final de su disertación se le acercó el novelista Juan Cruz, director de la Editorial y le dijo: "Si no tienes la biografía comprometida, me interesa". Cuatro años después se cerró el negocio, en el que habían mostrado interés otras editoriales como Siruela y Espasa Calpe. Conclusión: Alfaguara tirará en marzo 30.000 ejemplares en España. En América y el resto del mundo la palabra la tiene Carmen Balcells. Al ser consultado por SEMANA acerca de su opinión sobre el libro, Cruz respondió: "Contiene dos elementos fundamentales en una biografía de un mito viviente como Gabo _mito viviente, digo, porque con él puedes almorzar, viajar en avión, conversar_. El primero es que es un texto hecho con admiración, como corresponde. El segundo, que es una biografía anglosajona en el sentido de que los detalles cotidianos que trae no son simples anécdotas aisladas sino hechos que explican conductas de Gabo. Este libro acercará a Gabo mucho más a nosotros". Días antes Cruz le había confesado al diario El País, de Madrid: "Es la mejor biografía que se ha escrito sobre un autor latinoamericano".Carmen Balcells, por su parte, le dirigió una carta a Saldívar tan pronto terminó el libro, en la que le dice: "Me ha parecido excelente. Cada vez que leo una página tuya de esta obra me acerco más al conocimiento profundo de García Márquez. Estoy segura de que el libro le encantará a él y también de que tendrá eco en el mundo".El trabajo de Saldívar no es el único de carácter biográfico sobre García Márquez. Ha habido intentos como las primeras páginas de Historia de un deicidio, de Vargas Llosa; La llama y el hielo, de Plinio Apuleyo Mendoza, y Gabriel García Márquez - De la soledad a la gloria, de Oscar Collazos. Incluso recientemente aparecerá la obra de Gerald Martin, un profesor de la Universidad de Pittsburgh que está elaborando una biografía literaria.Como quiera que sea, Dasso Saldívar, quien ya ha iniciado la redacción de la segunda parte de la biografía de Gabriel García Márquez, en la que trata, entre otros temas, las relaciones del Nobel con el poder, está convencido de que "la mejor biografía de Gabo no es esta. La mejor se hará 50 años después de su muerte". Y vive una sensación curiosa. "Es posible que yo haya escrito este trabajo como un novelista escribe una novela: para exorcizar una obsesión", dice. "Antes veía a Gabo en el corredor de begonias de la casa de Aracataca o caminando con su abuelo por las calles del pueblo, leyendo a Verne o a Salgari bajo los árboles del colegio San José de Barranquilla o escribiendo 'El coronel' en una buhardilla de París. Ahora ya no lo veo. Es como si me hubieran pasado una brocha untada de amnesia. Para recordar detalles de su vida debo releer el libro. Es como si no lo hubiera escrito. De todas maneras escribirlo era una necesidad que yo tenía. Lo escribí para mí en primer lugar. Y aunque suene soberbio, es el libro que hubiera querido leer acerca de Gabo".

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    close
  • "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    close
  • Álex Saab, el hombre de Maduro

    Álex Saab, el hombre de Maduro

    close
  • Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    close
  • ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1903

PORTADA

¿Quién es el colombiano prófugo y socio del régimen de Maduro?

Esta es la increíble historia del empresario Álex Saab, el hombre que hizo llave con el presidente de Venezuela para ejecutar operaciones por cientos de millones de dólares en el mundo con la comida de los venezolanos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1903

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.