Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/19/1990 12:00:00 AM

EL COLOR DEL RITMO

Con la introducción de elementos de jazz y con bailarines negros, Alvin Ailey revolucionó la danza contemporánea.

EL COLOR DEL RITMO EL COLOR DEL RITMO
Con la reciente muerte del bailarín y coreógrafo Alvin Ailey, la danza moderna norteamericana perdió a uno de sus más grandes e imaginativos impulsadores teatrales.
Pero la compañía que creara y que lleva su nombre, aseguró ya en Judith Jamison--célebre bailarina negra retirada de los escenarios y asistente de Ailey en los últimos años--la continuidad y futuro del trabajo.

Ailey murió a la edad de 58 años luego de una existencia dedicada al arte, así en la última década su vida privada se trastornara totalmente debido a la droga. Pero la empresa y su calidad artística jamás se resintieron por los excesos y problemas de quien fuera su cerebro y motor, y hoy la Alvin Ailey City Center Dance Theather mantiene su puesto dentro de las grandes compañías de danza moderna del mundo.

Ailey, nacido en Texas en 1931, a los 11 años emigró con su familia a Los Angeles. Allí inició estudios de ballet con Lester Horton y se graduó en lenguas, con la intención no de ser bailarin, sino profesor. Una beca lo llevó a encauzar de nuevo su vida por el sendero de la danza y luego de trabajar en la compañía de Horton, a la muerte de este continuó estudios con Martha Graham, Hanya Holm y Karel Shook, a la vez que asistia a clases de composición con Doris Humphrey.

En 1958 decidió crear su propia compañía y tras sortear muchos problemas de carácter financiero que amenazaron en más de una oportunidad con disolver la empresa, el grupo se consolidó cuando en 1972 se unió al Centro de Música y Drama, de Nueva York. Ese año Alley creó una coreografía para la "Misa", de Leonard Bernstein, y su célebre ballet The River, basado en música de Duke Ellington, que lo llevaron a ocupar un lugar de primer orden en el medio de la danza contemporánea.

Durante los primeros años de conformada la compañía, los bailarines que contrató Ailey fueron exclusivamente negros. Tiempo después empezó a incluir primeras figuras blancas. Las coreografías que creó y adaptó eran mezclas de blues, jazz, danzas negras primitivas, danza moderna y ballet clásico.

El repertorio que alcanzó a perfeccionar abarcó múltiples estilos, así su obsesión estuviera marcada por la tradición, la historia y la cultura de la raza negra. En 1973 creó "Fanga" en el City Center de Nueva York basada en una danza tradicional africana.

"Masekela Language" fue creada sobre la base de canciones escritas por el trompetista negro sudafricano Hugh Masekela. The River fue una coreografía para el American Ballet Theather durante la inauguración del Kennedy Center de Washington y "Cri" fue un solo dedicado a la bailarina negra Judith Jamison, estrella de la compañía durante muchos años y hoy al frente de la empresa, como un homenaje a la mujer negra. Es una pieza de gran virtuosismo capaz de ejecutarla sólo una figura de condiciones balletísticas excepcionales. Como lo anotara el crítico de danza Joseph Mazo: "Si los bailarines negros se liberaron, al menos en parte, de la jaula del Tap y del exhibicionismo de revista musical exclusivamente de negros, gran parte del mérito le correspondió a Ailey ".

En efecto, Alvin Ailey enriqueció y dignificó, con sus trabajos, no sólo a su raza en el contexto artístico norteamericano, sino a la danza negra de su país en los medios teatrales del mundo. Plasmó con su ingenio y extraordinario poder de comunicación emocional un mundo de alegorías, creencias, tradiciones y vivencias, y con su esfuerzo y tenacidad, amén de un gran sentido plástico, hizo que el arte y el sentimiento del alma negra llegaran a ocupar, en el medio de la danza moderna contemporánea, un lugar de importancia.-

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com