Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/12/1989 12:00:00 AM

EL CRANEO DEL GENIO

Un misterioso craneo, clave de las investigaciones sobre la muerte de Mozart.

EL CRANEO DEL GENIO EL CRANEO DEL GENIO
A dos años de cumplirse el bicentenario de la muerte de Wolfgang Amadeus Mozart, es la hora en que se ignora el lugar exacto donde fue enterrado. Sin embargo, en el Mozarteum, en Salzburgo -patria chica del compositorentre muchos objetos y documentos se exhibe desde hace años en medio de estrictas medida de seguridad un cráneo que, se dice, corresponde al del autor de "Don Giovanni". Y para hacer más sorprendente la historia, dos médicos franceses acaban de "descubrir" las verdaderas causas de la muerte del músico. Según ellos, y con base en investigaciones y estudios de la caja craneana, Mozart murió a raiz de un golpe que le produjo un hematoma cerebral.

Si algún personaje de la historia de la música ha creado en torno de su muerte las más románticas leyendas, es precisamente Mozart. Por años circuló la versión de que había sido envenenado de manos del tambien compositor Antonio Salieri, y la leyenda llegó inclusive a ser explotada en una película que en fecha reciente le dió la vuelta al mundo con profusión de premios: "Amadeus". No menos fantástica fue la interpretación que en la época se dio al misterioso personaje, que semanas antes de la muerte de Mozart fue a encargarle la composición de un Requiem. Se vió en este enigmático caballero a un mensajero de la muerte llegado del más allá, cuando tiempo después quedó plenamente identificado como un emisario del conde Walsseg.

La historia narra que en la madrugada del 5 de diciembre de 1791 fallecía Mozart en la capital austriaca y al dia siguiente se llevó a cabo el entierro. No asistio al ceremonial la esposa del músico, pero si varios de sus amigos; sin embargo, una supuesta tormenta de nieve dispersó el cortejo, y al llegar al cementerio de San Marcos, ubicado en las afueras de Viena, Mozart fue enterrado en una fosa común ante la sola presencia del conductor del carruaje, quien nunca pudo establecer el lugar exacto donde quedaron los restos del compositor.
Lo anterior circuló como versión oficial pero siglo y medio después el profesor Nicolás Slonimsky, tras minuciosas investigaciones en la oficina meteorológica de la capital austriaca, confirmó que aquel 6 de diciembre no cayó tempestad alguna ni en Viena ni en sus alrededores. "Qué ocurrió entonces para que nadie acompañara a Mozart hasta su último refugio" Crónicas de época revisadas por decenas de investigadores no han dado explicación al hecho, ya que la teoría que fundamentaba la no asistencia al entierro quedó totalmente desvirtuada.
Y al anterior interrogante se suma "cuándo apareció el cráneo, y en que lugar y quién lo descubrió".
Por lo pronto, los profesores franceses Pierre-Francois y Bernard, Puech, en asocio con médicos de la unidad de medicina legal de Marsella dicen haber dado con la clave del misterio de la muerte del músico. Segun el estudio de patología practicado sobre el cráneo encontrado, aparte de deficiencias metabólicas que dicen los medicos sufrio Mozart desde la infancia, se reveló la huella de una fractura en el cráneo provocada al parecer por un golpe que produjo un hematoma extra dural y ello llevó a Mozart a la tumba. Lo extraño es que este diagnóstico en nada coincide con las apreciaciones del médico, que se dice fue llamado cuando Mozart prácticamente agonizaba, quien dictaminó que el joven músico murió de fiebre reumática aguda, provocada entre otros males por serios problemas renales.

¿Quién tendrá la clave de todos estos misterios? Quizás continúen las especulaciones y jamás se conozca la verdad.

Por lo pronto, resulta satisfactorio conocer las causas de la muerte de un desdichado anónimo cuyo cráneo cuenta con la enorme fortuna de pasar por el del divino Mozart. Y los profesores franceses se han anotado un éxito, pues el mencionado cráneo que ha pasado por manos de numerosos especialistas, nunca antes se había descubierto que presentara fractura alguna.-

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com