Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/20/2019 10:00:00 PM

El grafiti, agente de cambio positivo en Bogotá

Esta expresión cultural ha hecho de Bogotá un referente internacional del arte callejero. También muestra cómo las sucesivas alcaldías pueden sumar desde lo avanzado para lograr un cambio notable en la ciudad.

El grafiti, un agente de cambio positivo en Bogotá Talentos locales e internacionales le han dado vida a esta expresión cultural. Foto: archivo scrd-idartes

Durante muchos años, el grafiti ha oscilado entre el crimen y el arte. Algunos recuerdan la noche en que el cantante Justin Bieber decidió garabatear un muro de la capital con escolta policial, mientras, en contraste, un joven grafitero bogotano moría en manos de un policía por hacer lo mismo. Pero a pesar de la polémica que suscitó ese doble rasero, el fenómeno grafiti ya asentaba sus bases como un motor de expresión, de apropiación y cambio. Si hace una década era menos evidente, hoy es notable. En muros y esquinas de las localidades de la ciudad, en colegios, plazas y en culatas gigantes de edificios en centro, sur, oriente y occidente, se hacen notorios el color, las formas, los rostros, los animales. La calidad de las obras, que salta a la vista, afecta fuertemente el entorno.

Para leer este artículo completo:

Ed. 1933

Este contenido hace parte de nuestra edición impresa: exclusiva para suscriptores.

TEMAS RELACIONADOS

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1933

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.