Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/18/1990 12:00:00 AM

EL GRAN EDGAR

A la Luis Angel Arango las esculturas del maestro francés Edgar Degas.

EL GRAN EDGAR EL GRAN EDGAR
Reconocido como pintor, Edgar Degas sorprendió al mundo en el Salón de 1881 en París, cuando dió a conocer por primera vez una de sus esculturas. "La pequeña bailarina de 14 años" fue la primera y casi que la única obra escultórica que el maestro dió a conocer en vida.
Ahora, a raíz de su reapertura, la Biblioteca Luis Angel Arango abre al publico una exposición con algunas de las esculturas de Degas, que pertenecen al Museo de Arte Assis Chateaubriand de Sao Paulo, Brasil.
A partir de la presentación de su "Bailarina", Degas siguió trabajando en secreto la escultura y prácticamente nadie tuvo acceso a esas obras. "Lo hago de vez en cuando, cuando me apetece o lo necesito", dijo alguna vez que le preguntaron por esa actividad. Se sabe también que en este terreno era bastante exigente y fueron pocas las obras que se salvaron de ser destruidas por la mano de su autor. Es más, cuando el crítico Vollard le preguntó por una escultura que el artista le había prometido, Degas le dijo "pero si me hubiera dado un sombrero lleno de diamantes mi felicidad no sería igual a la que siento cuando destruyo (la escultura) por el simple placer de volverlo a hacer" .

Luego de su muerte, en 1917, su amigo Albert Bartholome y los fundidores Hebrard y Albino Plazzolo rescataron y fundieron 72 esculturas de Degas que, junto con la "Bailarina", forman la serie completa que es propiedad del Museo de Sao Paulo. De esa serie, algunas han llegado a Bogotá en una oportunidad unica para que el público colombiano se acerque a la obra de uno de los hombres más importantes en la historia del arte.-

EDICIÓN 1894

PORTADA

Los secretos de la red de espionaje

SEMANA revela detalles y conversaciones desconocidas de la organización de chuzadas ilegales más grande descubierta en el país. Las víctimas eran empresas, funcionarios públicos, miembros de las Fuerzas Militares y particulares.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1894

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.