Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/18/1998 12:00:00 AM

EL HOMBRE DE LA MASCARA DE HIERRO

Los tres mosqueteros desempolvan sus capas y sus espadas para cumplir con una última y trascendental misión.

EL HOMBRE DE LA MASCARA DE HIERRO EL HOMBRE DE LA MASCARA DE HIERRO
El legado aventurero y espiritual de los tres mosqueteros, héroes de la célebre novela de Alejandro Dumas, ha sido tan fuerte que siempre hay un público dispuesto a verlos de nuevo en acción. En esta ocasión e inspirado en otra legendaria obra de Dumas, el escritor Randall Wallace, ganador del Oscar por el guión de Corazón valiente, hace su debut como director con una cinta que revive las peripecias de Athos, Portos, Aramis y D'Artagnan: El hombre de la máscara de hierro. Con un reparto capaz de asegurar verdaderos taquillazos, la película narra la que bien podría considerarse como la última aventura de los tres mosqueteros, quienes ya viejos y retirados se ven obligados a desenfundar de nuevo su espada con el propósito de salvar el honor y el futuro de Francia de las manos de un joven y despiadado rey: Luis XIV. John Malcovich, Gerard Depardieu y Jeremy Irons interpretan a Athos, Portos y Aramis, los mosqueteros que se encargarán de rescatar al extraño prisionero de la máscara de hierro para ayudarlo a reclamar sus derechos en el trono francés; mientras Gabriel Byrne hace las veces de D'Artagnan, el único mosquetero del grupo que ha decidido defender a Luis XIV por razones que sólo él puede comprender. La joven estrella del momento, Leonardo Di Caprio, protagoniza al mismo tiempo al Rey Sol y a su hermano Felipe, el gemelo que fue guardado en prisión para evitar la división del reino. Aparte de la acción típica que suelen suscitar este tipo de películas, El hombre de la máscara de hierro adquiere su mayor gracia en el tono nostálgico con el que penetra en la madurez de los mosqueteros. Sin duda siguen siendo héroes, pero cada uno ve venir la vejez a su manera y con sus propios pecados a cuestas. Como el objetivo es mantener la leyenda intacta, el director no tiene reparos a la hora de ceder a ciertas ligerezas que le permitan cubrir a los mosqueteros con el aura mágica de los héroes de aventuras, concesiones que bien pueden disgustar a algunos espectadores pero que, en última instancia, son las que han convertido a los tres mosqueteros en personajes inmortales de la literatura y el cine.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com