Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/14/1994 12:00:00 AM

EN UN BESO LA VIDA...

Con la muerte de Orlando Contreras se fue una de las glorias del bolero latinoamericano.

EN UN BESO LA VIDA... EN UN BESO LA VIDA...
CONTRERAS provenía de una célebre familia de músicos habaneros que a principios de los años 40 fueron muy populares con una charanga típica francesa, al estilo de la orquesta Aragón, llamada Los Hermanos Contreras. Casualmente un tío suyo, Silvio, era el reemplazo principal de Lino Frías, el famoso pianista de la Sonora Matancera, cuando éste no podía asistir a los bailes o a algunas grabaciones.
Apoyado por Silvio, Orlando comenzó a presentarse en programas-concurso de radioaficionados que siempre ganó. En 1944, ya conocido por sus apariciones en la radio, fundó su primer conjunto, Kalamazoo, que lo dio a conocer en toda la isla. Posteriormente, en 1950, entró a formar parte de la orquesta de danzones de Luis 'Neno' González y con esta se hizo famoso en México y Venezuela. También estuvo en el conjunbto de Arty Valdez, de quien cantó el famoso bolero Amigo de qué.
Aunque Contreras cantó música folclórica cubana, como guarachas y sones, se volvió popular por sus interpretaciones de boleros de Ernesto Lecuona, Agustín Lara y Rafael Hernández. El primero de ellos, que lo darìa a conocer en América Latina, fue En un beso la vida, que grabó en Cuba hacia 1956 con un conjunto de sonora. Vendrían después Arráncame la vida, Donde tú irás, Egoísmo y Amigo de qué, aquel bolero que dice "...no sigas diciendo que un amigo tuyo y tu propia esposa mancharon tu hogar".
Tras la Revolución Cubana, Contreras siguió cantando en la isla. Pero el gobierno le decomisó una casa que poseía en La Habana y por eso tomó la decisión de irse. Salió clandestinamente para Miami el 18 de septiembre de 1965 en un pequeño bote con 65 personas a bordo. Tres días después, hambrientos y casi moribundos, fueron encontrados por los guardacostas estadounidenses.
Desde entonces, Contreras se radicó en Miami con su esposa e hijos y reanudó su carrera musical. Alternó con Roberto Ledesma, Olga Guillot y Daniel Santos, con quien grabó a dúo viejos éxitos de ambos. Hace tres años, ante el amor que sentía por Colombia, se fue a vivir a Medellín: compró un apartamento. Pero hace un año, en un chequeo de rutina, los médicos paisas le diagnosticaron un cáncer de hígado que finalmente lo llevó a la muerte el pasado miércoles, a los 68 años. Sus cenizas, de acuerdo con su última voluntad, fueron lanzadas al mar, frente a Cartagena.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    "Si hay vida fuera de este planeta debe ser muy lejos"

    close
  • "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    "Es posible morir bien y sanos así estemos enfermos"

    close
  • Álex Saab, el hombre de Maduro

    Álex Saab, el hombre de Maduro

    close
  • Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    Este domingo se abrirán oficialmente las puertas del Movistar Arena

    close
  • ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    ¿Qué pasaría si gana Bolsonaro?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1903

PORTADA

¿Quién es el colombiano prófugo y socio del régimen de Maduro?

Esta es la increíble historia del empresario Álex Saab, el hombre que hizo llave con el presidente de Venezuela para ejecutar operaciones por cientos de millones de dólares en el mundo con la comida de los venezolanos.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1903

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.