periodismo

Periodista Fernando Ramírez recibirá premio como editor colombiano ejemplar

El periodista recibirá el viernes, en el marco de la entrega del premio Gabriel García Márquez de Periodismo, el galardón Clemente Manuel Zabala otorgado por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).


El premio se entrega en el marco de la quinta edición del Festival Gabo, que se realiza en Medellín entre el 28 y el 30 de septiembre, y por tercer año consecutivo destaca la labor de un editor colombiano ejemplar como periodista, formador y ciudadano. A la vez es un homenaje a Clemente Manuel Zabala, primer editor de Gabriel García Márquez en el diario El Universal de Cartagena, donde el nobel colombiano trabajó a los 21 años.

María Teresa Ronderos, Mónica González y Germán Rey escogieron a Ramírez como ganador, entre 22 postulaciones recibidas mediante convocatoria pública. Como jurado destacaron la trayectoria de este caldense que lleva más de 25 años dedicado al periodismo de investigación, no solo ejerciendo este oficio, sino también como formador de otros periodistas, a quienes, de acuerdo con el jurado, “supo cómo trasmitir la pasión por el oficio y el trabajo bien hecho”.

El jurado resaltó en sus comentarios "la gran valentía" que Ramírez demostró tras el asesinato, en 2002, del entonces subdirector de La Patria, Orlando Sierra. En ese entonces lideró el Proyecto Manizales, que reunió a periodistas de varias regiones y medios para buscar justicia. Para ello, Ramírez continuó las investigaciones que Sierra había iniciado y que involucraban al diputado Ferney Tapasco. A partir de allí desarrollaron una hipótesis que fue confirmada por la justicia el 24 de junio de 2015, cuando Tapasco fue condenado a 36 años de prisión como autor intelectual del asesinato de Orlando Sierra.

Otro de los elementos destacados por el jurado fue la labor realizada por Ramírez desde un medio regional, desde donde "ha conseguido innovar con su equipo en el periodismo de investigación, convirtiendo a La Patria en un medio de relevancia a nivel nacional".

El viernes a las 8:00 de la noche, en el Jardín Botánico de Medellín, cuando Ramírez reciba este reconocimiento, probablemente dirá con modestia que es un premio que lo toma por sorpresa porque cree que le falta mucho camino por recorrer en el periodismo, y que es un reconocimiento que también “sirve para que la gente que lo quiere a uno lo quiera un poquito más”.

Sin embargo, el editor de La Patria también admite que es un galardón de gran importancia porque destaca “gente que trata de mantener la línea de la ética y la cordura en el ejercicio periodístico”. Según Ramírez, el reconocimiento también permite incentivar a los jóvenes periodistas y enseñarles que no solo en los medios nacionales hay posibilidades, sino que en los medios regionales.

De acuerdo con Ramírez el premio es una muestra de que en los medios regionales se hace un trabajo serio, responsable y respetuoso con las audiencias y permite hacer un llamado para que los medios locales no “se nieguen la obligación de informarle a la comunidad las cosas que pasan en ella, pues para temas nacionales o internacionales hay mucha oferta”.

Las virtudes que encontró el jurado para otorgar el galardón a este periodista son corroboradas por sus colaboradores y por quienes se formaron bajo su batuta. Angie Palacio Sánchez, periodista de la Universidad de Antioquia y quien se inició en el oficio de la mano de Ramírez en el diario La Patria, explica cómo incluso desde su época de practicante encontró en Ramírez “un editor estricto, pero con una enorme vocación para acompañar el trabajo de sus periodistas”.

Para ella fue su editor quien le inculcó su convencimiento de que el trabajo de los medios regionales es muy importante por el gran impacto que tienen en las personas de la comunidad.  

En ediciones anteriores el premio fue otorgado a Mauricio Sáenz, jefe de redacción de la Revista Semana, y a Jorge Cardona, editor general de El Espectador. Esta distinción tiene como propósito incentivar la búsqueda de la excelencia, la innovación y la coherencia ética en el periodismo con inspiración en los ideales y la obra de Gabriel García Márquez.