Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/23/1990 12:00:00 AM

FREUD AL SOFA

La historia secreta del padre del sicoanálisis en la biografía más completa que se le ha hecho.

FREUD AL SOFA FREUD AL SOFA
Sigmund Freud en la vida cotidiana, era más complicado que sus pacientes y esto se desprende del fragmento de una de sus cartas, en el cual confiesa: "He destruido todas mis notas de los últimos catorce años, así como cartas, resúmenes científicos y manuscritos de mis obras. Entre las cartas, sólo se salvaron las de la familia... que los biógrafos trabajen y se afanen; no queremos hacérselo demasiado fácil... quienquiera que se vuelve biógrafo se compromete a la mentira, el ocultamiento, la hipocresía, el embellecimiento e inclusive tiende a disimular su propia falta de comprensión, pues la verdad biográfica no se puede creer, no se puede poseer y aunque uno la posea, no la puede utilizar...".

La verdad biográfica: esa es la búsqueda que emprende y sostiene durante varios años el ya famosa biógrafo Peter Gay, en torno a una de los personajes más difíciles pero más apasionantes de la humanidad.

Freud no quería ayudar a los biógrafos. Sabía que sus cartas, apuntes, conversaciones con sus contemporáneos y familiares, sus conferencias, sus viajes, esos momentos de dolor, cuando comprendía que algunos subestimaban su trabajo y se burlaban de él, serían hurgados despiadadamente por extraños interesados en sacar sus propias teorías sobre las teorías freudianas. Por eso procedió a destruir casi todo ese material personal, pero no contaba con la labor de relojero de Peter Gay quien a lo largo de un libro voluminoso, desarma todo el laberinto freudiano, descompone las piezas que conforman ese universo fascinante, sus teorías, sus dudas, sus hallazgos, el aplauso de otros científicos, sus relaciones tensas con la familia y sobre todo, la permanente e intima convicción que sostenía su vida y su trabajo era un genio, adelantado a su época, lo que descubría le serviría a la humanidad, la cual, después de Freud ya no pudo seguir siendo la misma. Aunque algunas de sus teorías serían después revisadas y hasta puestas en duda por algunos de sus discípulos, el libro deja la sensación grata de estar asistiendo al espectáculo desbordante de un genio en su entorno cotidiano, con sus complejos, con sus fobias y resentimientos.

El prodigio del biógrafo es haber unido en una simbiosis entretenida y sabia, el ser humano que había en Freud, con sus problemas domésticos, y el científico que se plantea los más agudos e intrincados nudos teóricos. Mientras tanto, analizar y hacer entender por los demás, aspectos del hombre que ya eran motivo de curiosidad desde muchos siglos atrás, como los sueños, la conciencia, la culpa, la moral, y supera esos escándalos familiares que sacudieron su vida.

En este libro se mezclan lo trivial lo noble, lo cotidiano y lo científico lo real y lo imaginativo. Al lado de una descripción de los problemas sexuales que tenían Freud y su esposa.
Aparecen los conflictos del maestro con sus discípulos. Paralelamente a las tensiones que padecía Freud por sus raíces judías, se hallan las anécdotas de esa Viena marcada por la figura barbuda y de chaleco de un hombre que sentía un pavor enorme al dolor y quien durante sus últimos meses de vida, no podía soportar los padecimientos de su enfermedad.

Pocos personajes tan discutidos como Freud. Lo llamaron genio, creador, fundador, maestro, sabio, gigante entre los gigantes, renovador de la humanidad, revolucionario de la mente humana y otros calificativos.
Pero, al mismo tiempo, lo llamaban plagiario, embustero, chismoso, farsante, aberrado, pervertido y charlatán. además de otros epítetos. Mientras algunas corrientes siguen considerando el sicoanálisis una simple especulación, los siquiatras continúan analizando devotamente las teorias freudianas que todavia siguen en pie, tantos años después.

En medio de los discipulos, las mujeres, sus relaciones con personajes extraños como Carl Jung, el libro dedica un enorme significado a la presencia de la hija, Anna Freud, quien renunció a su propia vida para dedicarse al padre, a la persona y a la obra. Conociéndola profundamente y sabiendo hasta dónde llegaba la sensibilidad de la hija, Freud fomentaba su amistad profunda con otras mujeres, como Lou Andreas-Salomé sobre quien Liliana Cavani hizo una pelicula extraña. El relato de cómo Anna contaba a su padre los sueños que tenia a diario y cómo el anciano la sicoanalizaba, conforma uno de los momentos más emocionantes del libro.

Hasta la aparición de este libro de Gay, internacionalmente se tomaba la biografía escrita --en tres tomos- por uno de los discipulos del maestro Ernest Jones, como lo más exhaustivo sobre este personaje. Sin embargo, el método periodistico empleado por Gay, de ir mezclando a lo largo de esas numerosas páginas los dos niveles de la vida de Freud, el personal y el científico, convierte este libro recién aparecido en castellano, en obra obligatoria de consulta para no sólo los interesados en el sicoanálisis, sino también para quienes quieran conocer fragmentos de la historia que siguen teniendo incidencia en la vida cotidiana.-

EDICIÓN 1893

PORTADA

Gobierno de Duque: un despegue con ventarrón

El llamado de Duque por la unidad del país fue empañado por el beligerante discurso del presidente del Senado. ¿Puede esto afectar la gobernabilidad del nuevo mandatario? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1893

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.