Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/4/1989 12:00:00 AM

Gabo en Nueva York

Un montaje de "El coronel no tiene quien le escriba", sensación en el Festival Latino.

Gabo en Nueva York Gabo en Nueva York
Cada vez más los medios de comunicación norteamericanos, especialmente los diarios, se preocupan por reseñar las novedades culturales de Latinoamérica. Y no es de extrañarse si se tiene en cuenta que la población latina crece sostenidamente en Estados Unidos.
La semana pasada, los diarios más influyentes de ese país le dieron importante despliegue al Festival Latino, que se lleva a cabo en Nueva York, en el Public Theater. Se trata de un evento en el que se presentan obras de teatro montadas por grupos llegados de todos los rincones del continente de habla hispana, con base en trabajos de grandes escritores latinos.
En esta ocasión, todas las miradas se posaron sobre un joven grupo venezolano, Rajatabla, que durante cinco días consecutivos presentó una adaptación de la obra del colombiano Gabriel García Márquez, "El coronel no tiene quien le escriba". El interés por García Márquez ha ido creciendo en los últimos años en Estados Unidos, como lo demuestra el éxito de "El amor en los tiempos del cólera", novela que estuvo durante un año en la lista de los diez mejores libros que publica el New York Times.
Aunque no es la primera vez que los libros del Nobel colombiano se llevan a las tablas -en Colombia fue bien recibido el montaje que el Teatro El Local hizo de "La cándida Eréndira" y los soviéticos han hecho adaptaciones de "Cien años de soledad"- para el público norteamericano esto se ha convertido en todo un fenómeno. El venezolano Carlos Giménez se encargó del montaje y la adaptación de la obra, que recrea todo ese ambiente de desesperanza y pobreza que se refleja en la obra literaria. La idea de hacer esta adaptación le vino a Giménez desde el primer momento en que leyó la novela, cuando sintió que era una especie de "saga de un personaje trágico, al estilo del rey Lear".
Para los norteamericanos es una gran oportunidad para descubrir ese universo que es América Latina en el que, según lo afirmó Giménez, "todos estamos esperando una carta que nunca llega, siempre estamos esperando a que llegue algo que cambie nuestro destino y la injusticia de nuestros países". El escenario recrea el ambiente lluvioso en el que transcurre la existencia de ese coronel que espera inútilmente la llegada de su bien merecida pensión y que vive del recuerdo de su hijo asesinado, del que sólo conserva el gallo de pelea. A medida que el tiempo pasa y son más y más escasas las posibilidades de que llegue la ansiada carta, las paredes del escenario se van deteriorando, se desmoronan, como un símbolo de la desesperanza del Coronel.
En el marco de un festival que contó con la presencia de numerosos grupos, con conciertos de música latina y con conferencias sobre variados temas, el montaje de "El coronel no tiene quien le escriba" se convirtió en el gran acontecimiento porque, como dijo el director del grupo Rajatabla, "esta es una tragedia sobre la vida diaria, sobre el hombre común que cree que la felicidad es posible en medio de una atmósfera social tan terrible como la nuestra".

EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com