Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/9/1989 12:00:00 AM

GATO POR LIEBRE

Cuartetos que interpretan tríos, obras que no corresponden a la carátula y orquestas fantasma son algunas de las perlas que vende Colsubsidio.

GATO POR LIEBRE, Sección Cultura, edición 345, Jan  9 1989 GATO POR LIEBRE

Sinfonías tocadas por fantasmas (sin orquesta ni director), cuartetos que se multiplican hasta sonar como grandes orquestas, reproducciones hechas de grabaciones llenas de ruidos, con rayones incluidos, son una muestra de lo que el público ha venido adquiriendo en casetes de música clásica en los almacenes Colsubsidio de Bogotá. Casetes que por lo demás, no llenan uno solo de los requisitos exigidos por la ley. La historia comenzó hace más o menos 15 años, cuando ocupaba la dirección de Colsubsidio Roberto Arias Pérez, quien suscribió un contrato con el señor Manuel Drezner, para que éste produjera casetes de música clásica que comercializaría la entidad. La idea, altruista a todas luces, tenia como finalidad poner al alcance del gran público la buena música, en grabaciones que no resultaran un esfuerzo económico muy grande para las gentes de escasos recursos.
Según Roberto Arias Pérez, "Manuel Drezner estudió la posibilidad y unos meses más tarde me dijo que había encontrado la fórmula. Había escrito a distintas casas disqueras de los Estados Unidos y de Europa, y podía conseguir grabaciones de una calidad buena, no extraordinaria. Podían reproducirse, si yo no exigía cintas de óptima calidad para transmitir en magníficos equipos que ampliaran mucho el sonido. Me dijo que si yo estaba interesado y le podía garantizar la compra de una cantidad más o menos importante, él adelantaría las negociaciones con esas firmas, que le prometían cederle los derechos de autor".
En tales condiciones se hizo un contrato para comercializar 248 cintas magnetofónicas y a lo largo de estos años miles de ejemplares han llegado a manos del público. Muchas de ellas presentan, aparte de mala calidad sonora, la curiosidad de que la mayor parte de directores, intérpretes y buen número de orquestas, son totalmente desconocidas dentro del panorama internacional. ¿De dónde provienen dichas grabaciones que además no citan al productor original?
Al respecto Manuel Drezner comentó que "en estos casetes no estamos vendiendo nombres. En Inglaterra existe el "World Record Club" que graba a artistas, obviamente desconocidos. El objeto de que sean desconocidos es que son muy baratos. A ellos se les paga una suma fija y luego se comercializa la cinta. En esos casetes no se cita al productor, porque son anteriores a la legislación de 1982. En Colsubsidio, una vez me hicieron la reclamación, consulté con los abogados y me dijeron que efectivamente la ley obliga todos estos requisitos, pero el objeto de éstos no es tanto que se puedan hacer reclamaciones, sino proteger al productor, por ejemplo, para que alguien venga y no me piratee".
De esos títulos, varios no muestran en la carátula exterior (guía para el público) el nombre de las orquestas, directores, etc. Pero el caso más sorprendente está en la "Segunda sinfonía de Tchaikovsky", donde por parte alguna se lee qué agrupación realizó la interpretación.
La directora de Colsubsidio, María Teresa de Saade, anotó: "Quisiéramos poder revisar la calidad de los 105 mil productos que Colsubsidio distribuye, pero en realidad no tenemos la capacidad operativa para hacerlo. Pero de una cosa estamos ciertos y es que el proveedor de cualquier producto que se expenda en Colsubsidio, responnde por esa calidad".
Manuel Drezner, a su vez precisó que "la revisión final de los casetes es un proceso muy difícil y debido a la imposibilidad de hacer un control total de calidad, suplimos esto dando una garantía incondicional y sin límite, lo cual quiere decir que cualquier persona que llegue con un casete defectuoso, se le cambia sin importar el daño. De la calidad deficiente en el sonido, esas grabaciones se hicieron hace más de 15 años en acetatos que no eran tan perfectos como un disco compacto de hoy. Y respecto a rayones que traen las grabaciones, puede haber ocurrido, no lo discuto, pero llevamos 17 años trabajando en esto y es la primera vez que me hacen esta observación. En caso de conocer cuáles versiones tienen este problema, las traen y se les corrige o se eliminan del mercado".
Una prueba de que no se revisa el material está, entre otros, en un casete dedicado a Antonin Dvorak. Las obras que incluye son el "Cuarteto americano" (escrito para cuarteto de cuerdas) y "Trío Dumky" (para chelo, violín y piano) interpretadas, según el empaque por el "Cuarteto Viena". La duda que surge al escucharlo es la de saber si la agrupación vienesa es trio o es cuarteto, o si se trata más bien de dos conjuntos diferentes que fueron reunidos en un mismo casete, porque a todas luces hay un pianista fuera de combate. Sin embargo, el rompecabezas no termina en el anterior enigma. La obra grabada no es el "Trío Dumky" y en su lugar aparecen otras obras muy diferentes.
Todo parece indicar que quienes escogen el material, ven en el "Cuarteto Viena" facultades sobrehumanas, a punto de ponerlo a tocar el "Cuarteto 14 de Beethoven" y en el espacio sobrante de la cinta, encimarle, de mismo compositor, la "Romanza para violin Opus 54 en Fa". Lo grave no es que el Opus sea 50, hecho que en aras del rigor profesional es un error inadmisible, sino que esta obra la escribió Beethoven para orquesta, como en efecto se escucha.
A este respecto la legislación colombiana (ley 23 de 1982) sobre Derechos de Autor es muy precisa: "El productor del fonograma tendrá la obligación de indicar en la etiqueta del disco o casete, el nombre del autor, y de los principales intérpretes, el título de la obra, el año de fijación de la matriz, el nombre, la razón social o marca distintiva delproductor y la mención de reserva relativa a los derechos que le pertenecen legalmente. Lós coros, las orquestas y los compositores serán designados por su denominación propia y el nombre del director si lo tuvieren. " En los casetes producidos por el señor Manuel Drezner, aparte de títulos de obras que no corresponden a lo que se escucha y omisión de nombres de orquestas, directores y solistas, en el 99% de los casetes no aparece la reserva de derechos, año de fijación de la matriz y muchos menos la marca distintiva del productor. Tampoco se respeta el artículo 180 de la misma ley, que exige:"Todos los fonogramas puestos en venta deben llevar la indicación de un símbolo "P", escrito dentro de un círculo, acompañado del año de la primera publicación, colocado en forma que muestre claramente que existe el derecho para reclamar la protección ".
Otro caso no menos interesante está en la serie "El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha" de don Miguel de Cervantes Saavedra, adaptación dramatizada que realizara hace años la Radio Nacional de España. En los cartoce casetes que conforman la obra, por ningún lado se leen los créditos correspondientes a la entidad estatal española, cesión de derechos, nombres de los intérpretes, e inclusive se omite el nombre del autor y no aparece el título original de la obra. Apenas "Don Quijote".
Sobre el particular, Manuel Drezner afirmó que "una persona vino a Colombia y me vendió esas cintas. Afirmaba tener una conexión con la Radio Nacional de España, pero además era persona que tenía algo que ver con alguien que tenía un cargo diplomático en Colombia. Nosotros no sacamos eso comercialmente. El objeto fue hacer regalos de Navidad, pero ese año nos sobraron unos cuantos ejemplares y en Colsubsidio nos dijeron, que si queríamos, ellos nos los colocaban por ser la obra muy interesante. Le confieso que de esa versión siempre tuve mis dudas, tantas, que hace unos 4 años escribí a la Radio Nacional de España, mandé una copia del material, pero nunca contestaron. De lo que sí le puedo afirmar es que se compró de buena fe".
Sin embargo, de todo este asunto algo no está muy claro, por cuanto al consultar SEMANA con la Radio Nacional de España, su representante en Colombia, la señora Ana Cristina Navarro, certificó por escrito que: "La dirección de relaciones internacionales de la entidad no ha autorizado a nadie en Colombia para copiar, difundir o comercializar los programas sobre la serie "El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha". El asunto continúa con las grabaciones operáticas. Con excepción de unos pocos ejemplares, quizás no más de cinco -en los cuales se cita como productor a "SONEX", firma cuyo representante legal es Manuel Drezner, con Licencia PL Productions-, en el resto de ejemplares puestos en venta no aparece mención alguna de la fuente que autorizó la reedición de dichos materiales. Apenas se informa que fueron "grabaciones tomadas en vivo en los grandes teatros del mundo ".
De estas versiones operáticas se destaca un "Don Juan" de Mozart, en el cual se lee textualmente: "Orquesta y coro del festival de Salzburgo, director Herbert von Karajan.Grabación realizada el 3 de septiembre de 1960". Bien es sabido que el festival de Salzburgo no tiene orquesta con tal nombre. La agrupación sinfónica oficial que interpreta las representaciones operáticas en dichos festivales es, desde 1925, la Orquesta Filarmónica de Viena. Resulta curiosa la fecha del 3 de septiembre, por cuanto es tradición que el festival cierre sus puertas el 31 de agosto de cada año. Sin embargo, la verdadera sorpresa está en el catálogo discográfico Swann de verano de este año, donde aparece esa misma versión comercializada por Murray Hill de Nueva York, con la Orquesta Filarmónica de Viena y la fecha del 3 de agosto de 1960.
Por lo pronto, surge de este caso un elemental interrogante. Existiendo entidades encargadas de supervisar la calidad de los productos que llegan al público y vigilar que se sometan a las leyes vigentes en el país, ¿cómo es posible que por espacio de tantos años se vengan comercializando esta clase de casetes que como queda claro no reúnen los mínimos requisitos de calidad ni los exigidos por la ley?
En lo que atañe a Colsubsidio, la entidad dejó muy en claro que los proveedores de los productos que se expenden en sus almacenes, son los únicos responsables ante los compradores y ante la ley de cualquier irregularidad.Sin embargo, es lamentable que esta institución que ha prestado un servicio invaluable a la comunidad, haya facilitado, de la mejor buena fe, su nombre para vender una serie de productos que no reúnen los más elementales requisitos de idoneidad y calidad.





EDICIÓN 1879

PORTADA

Gustavo Petro: ¿Esperanza o miedo?

Gustavo Petro ha sido un fenómeno electoral, pero tiene a muchos sectores del país con los pelos de punta. ¿Cómo se explica y hasta dónde puede llegar?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com