Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/11/1995 12:00:00 AM

LA AGONIA DEL TPB

A no ser que ocurra un milagro y después de 27 años de trabajar por la historia escénica del país, los días parecen estar contados para el Teatro Popular de Bogotá.

LA AGONIA DEL TPB LA AGONIA DEL TPB
HACE 10 AÑOS EL TRADICIONAL barrio de La Candelaria de Bogotá estrenó puerta: un imponente edificio republicano en la Avenida Jiménez con carrera quinta, resultado de la remodelación de la sede del Teatro Popular de Bogotá. Sin embargo, sin mucho ruido en las bisagras, esa misma entrada está hoy a punto de cerrarse, ante la crisis más grave que ha afrontado el TPB en sus 27 años de existencia.
Este edificio que supuestamente iba a marcar una nueva etapa para la Fundación, acarreó por el contrario una deuda impagable que ha pendido desde entonces como una espada de Damocles sobre Romeos y Julietas, contrabajos, amores simultáneos, honestas personas, Juanas con ganas y muchas otras criaturas nacidas contra viento y marea en las tablas de su fecunda sala.
En 1985 Jorge Alí Triana y Carlos José Reyes, directores fundadores de esta institución que está en la médula de la historia del teatro colombiano, pensaron que era tiempo de que el TPB se abriera a otras actividades como la producción de cine y televisión. Decidieron entonces ampliar su sede y construir un edificio apto para una dotada academia de artes dramáticas y audiovisuales. Pero sólo en los dos años que duró la remodelación, según Triana, la deuda inicial de 80 millones aumentó a 500, y desde entonces las finanzas del TPB enfermaron de gravedad.
Sin embargo, la situación fue manejable hasta hace poco. Un éxito artístico y comercial sin precedentes como el monumental montaje de La Cándida Eréndira y su abuela desalmada, que recorrió el país y el mundo entero y dejó utilidades por más de 150 millones de pesos, garantizaron momentos de calma y lograron un relativo control de la situación.
Pero esta entidad debilitada financieramente no pudo resistir durante los últimos tres años la falta de apoyo estatal una vez acabados los auxilios, la ausencia de sus directores (Jorge Alí viajó a Nueva York a realizar el montaje de La Mojiganga y Carlos José Reyes fue nombrado director de la Biblioteca Nacional) ni el deterioro del centro de la ciudad que ahuyentó gran parte de su público.
Pero ante todo, insiste Gloria Triana, la actual gerente de la Fundación, "la gota que rebosó el vaso fue el desastre de la pasada administración de Patricia Posada. Durante los dos últimos años en los que ella estuvo al frente, -dice Triana- malgastó recursos como las ganancias de 'La Eréndira', hizo gastos suntuarios, aumentó a 65 los acreedores y a los 600 millones de la deuda que ya existían por la remodelación, agregó 200 millones más.
Ante estas acusaciones Posada insiste en que ella movió todos los recursos a su alcance pero que le habían entregado "un cadáver, una entidad quebrada desde hacía mucho tiempo, que no producía obras por la ausencia de sus directores y por esto no tenía ninguna posibilidad de entradas y sí muchos gastos".
Sin embargo, Jorge Alí Triana cree que esta deuda hubiera sido manejable de no haber sido, "por los excesos de esa administración desordenada e irresponsable. Se habrían podido seguir haciendo producciones y cuando se realizaron como en el caso de 'La honesta persona de Se Chuan', la administración los desaprovechó". La gravedad de esta situación y la real dimensión de la deuda sólo se conoció con la llegada de Gloria Triana en abril pasado a la gerencia.
Ahora que los directivos han tocado todas las puertas, que las entradas del TPB se reducen a la taquilla de los ciclos de cine del teatro y a 60 millones que deben aportar Colcultura y el Distrito, y que todos los plazos con los acreedores están vencidos, la Fundación ha tocado fondo.
Después de casi 30 años en los que el TPB ha alimentado a una gran parte de los actores profesionales que han pasado por sus tablas como Carlos Barbosa, Fanny Mikey, Víctor Hugo Morant, Gustavo Angarita, Waldo Urrego, Carolina Trujillo, Vicky Hernández, Jairo Camargo, entre otros, y de haber escrito un capítulo memorable con obras como I took Panama, La ópera de Tres Centavos, La muerte de un viajante, está casi al borde del embargo y la venta al mejor postor de su sede para poder cumplir con sus obligaciones.
La única solución para impedir esta subasta pública, creen los directivos, es que el Estado o el Distrito compren el edificio y le den al TPB su manejo artístico en comodato, que es el sistema con el que funcion an instituciones como la casa Silva o El Camarín del Carmen. Entonces el TPB podría entrar a desarrollar un gigantesco proyecto de educación ciudadana a través del cine y el teatro que cubriría en dos años a 240 colegios distritales con 600 representaciones teatrales y 600 exhibiciones de películas. En el desarrollo de este proyecto, que ya está aprobado por el Distrito, se encuentra el futuro del TPB.
Por el momento falta asegurarle su presente a una institución con la que están en deuda varias generaciones de actores, directores y espectadores quienes han encontrado en sus obras argumentos nuevos para seguir viviendo en un país árido y cada vez más avaro con la cultura. De no ser así, esa esquina de la Jiménez, un patrimonio arquitectónico nacional, por la que se pasearon Ricardo III, Tartufo y Julio César, volvería a ser invadido por los fantasmas de los cafetines y de los antros de mala muerte que poblaron antes el sector, debiendo retroceder ante el deterioro de esta zona cultural que nadie parece estar verdaderamente dispuesto a impedir.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Es mi deber que las cosas sean como son": hijo de Pizano a María Jimena Duzán

    "Es mi deber que las cosas sean como son": hijo de Pizano a María Jimena Duzán

    close
  • "El gobierno va a cumplir todos los temas del acuerdo que ya están contemplados en la ley"

    "El gobierno va a cumplir todos los temas del acuerdo que ya están contemplados en la ley"

    close
  • "Se necesita un timonazo en la estrategia del presidente frente al Congreso y la opinión"

    "Se necesita un timonazo en la estrategia del presidente frente al Congreso y la opinión"

    close
  • En video: Consejos para ser exitosos de Rigoberto Urán

    En video: Consejos para ser exitosos de Rigoberto Urán

    close
  • La línea del tiempo del escándalo por los audios de Jorge Enrique Pizano y el Fiscal

    La línea del tiempo del escándalo por los audios de Jorge Enrique Pizano y el Fiscal

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1906

PORTADA

“La gran bandera del gobierno es la equidad”

El presidente explica sus prioridades, qué problemas encontró, cómo quiere cambiar la política y cómo va a manejar su gobernabilidad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1907

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.