Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/9/1998 12:00:00 AM

LA MASCARA DE LA MUERTE

El creador de Freddy Krueger reaparece con una película queha revivido el género del terror.

LA MASCARA DE LA MUERTE LA MASCARA DE LA MUERTE
La cinta comienza con una secuencia estremecedora. Una joven estudiante de secundaria (Drew Barrymore) está sola en su casa, de noche, cuando recibe la llamada de un desconocido, quien luego de algunos coqueteos empieza a amenazarla de muerte hasta que cumple su cometido. Es el anuncio de una historia de terror que, como en la mayoría de las películas del género, tiene por protagonista a un sicópata de máscara que pone en peligro las vidas de cientos de estudiantes. El director Wes Craven, creador del famoso Freddy Krueger de la película Pesadilla sin fin, ha tomado como referencia algunas de las más famosas piezas de terror del cine contemporáneo, como Halloween, Martes 13 e incluso Sicosis, para construir su historia alrededor del gusto de la juventud por el género. En pocas palabras, la pregunta del director es: ¿qué pasaría si todo el terror que ofrece el cine fuera real? La película ha servido para revivir el género al punto de que no sólo se ha elaborado una segunda parte sino que se ha convertido en todo un fenómeno de taquilla. De masacre en masacre, Craven da rienda suelta a toda suerte de muertes violentas, algunas de las cuales son capaces de provocar gritos de pavor entre el público. Pero en la medida que transcurren los minutos la cinta va perdiendo su postura inicial para provocar un afán desmedido por la sangre y las cuchilladas. El terror puede ceder fácilmente al asco y, en definitiva, el guión se desboca sin que el propio director sea capaz de definir un desenlace siquiera coherente con el sartal de asesinatos ofrecidos durante todo el filme. Tanto que el espectador puede salir preguntándose si esta vez Crave lo que quiso fue burlarse del género.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com