Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/13/1998 12:00:00 AM

LA RECTA FINAL

Independientemente de cómo queden distribuidas las estatuillas, la gran revelación de los premios Oscar se llama The Full Monty.

LA RECTA FINAL, Sección Cultura, edición 828, Apr 13 1998 LA RECTA FINAL
Desde el pasado 10 de febrero, cuando la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood dio a conocer la lista de finalistas a los premios Oscar que se entregarán el próximo 23 de marzo, la comidilla delos comentaristas ha sido casi unánime: el éxito arrollador de Titanic, la cinta de James Cameron que acumuló 14 nominaciones de 18 posibles, algo que no sucedía desde 1950, y el filme Eva al desnudo. Mejor película, mejor director, mejor actriz, mejor actriz de reparto, mejor canción original, mejores efectos visuales, mejor vestuario, mejor sonido... en fin, Titanic cuenta con un cúmulo de candidatizaciones que la han colocado en la cumbre del favoritismo para la gran noche. Y no es para menos. La espectacularidad de la producción _la más costosa de la historia del cine con 200 millones de dólares de presupuesto_ le tiene garantizadas varias estatuillas y los sondeos apuntan a que podría llevarse, incluso, la de mejor película. Curiosamente sería la primera vez en los últimos 33 años que una cinta se lleve el Oscar en esta categoría sin haber sido nominada a mejor guión, un descarte, entre otras cosas, apenas lógico si se tiene en cuenta que el mayor defecto de Titanic es su trama, un almibarado romance que no se ajusta a las dimensiones del drama que cuenta. En este sentido sorprende que sus protagonistas femeninas, Kate Winslet y Gloria Stuart, hayan sido nominadas en las categorías de mejor actriz y mejor actriz de reparto sin haber aportado mayor emoción al filme. Con todo esta semana Titanic se pavonea por las calles de Los Angeles a la espera de batir el récord de Ben Hur, la cinta más galardonada en la historia de Hollywood, con un total de 11 estatuillas de 12 nominaciones. Y aunque es difícil que lo logre, la película de Cameron será sin duda la estrella del evento. Un desnudo taquillero.
Sin embargo su favoritismo no significa que se haya convertido en el fenómeno de la ceremonia. La gran revelación se halla a muchos millones detrás, exactamente a 197 millones de dólares. Se trata de la comedia británica The Full Monty, cuyos escasos tres millones de dólares de presupuesto han producido más de 165 millones de dólares en entradas, una cifra que la cataloga como la película más taquillera de Gran Bretaña y como un fenómeno sin precedentes en la historia del cine mundial. Se trata de la primera película del director Peter Cattaneo, quien antes de saltar a la fama con The Full Monty era conocido por la producción de videos musicales. La cinta, que narra la historia de un grupo de desempleados que deciden jugarse su suerte montando un espectáculo de strip tease masculino, llega a la ceremonia de los óscares con cuatro nominaciones: mejor película, mejor director, mejor guión original y mejor banda sonora de comedia. El hecho de haber llegado tan lejos con tan pocas perspectivas en su realización la convierten desde ya en la gran triunfadora, pero también en una opción para nada descabellada en la categoría de mejor película y mejor guión. Pero si de comedias se trata, Estados Unidos también tiene una candidata sólida: Mejor... imposible, la cinta del director James Brooks que no sólo cuenta con un excelente y corrosivo guión sino también con un reparto de antología. No por otra razón ha sido nominada, además de a la mejor película, en las categorías de mejor actor, mejor actriz y mejor actor de reparto. Jack Nicholson, en el papel de escritor neurótico, completa 11 nominaciones en su carrera _el actor mayor nominado de la historia_ y podría fácilmente llegar a obtener su tercer Oscar si no se le atraviesa Peter Fonda, a quien la Academia podría terminar premiando como un homenaje a su superación frente al alcoholismo. Helen Hunt, por su parte, a pesar de su magnífica interpretación, es probable que ceda sus aspiraciones ante actrices más curtidas y experimentadas, como Julie Christie (por Afterglow) y Judi Dench (por Her majesty, Mrs. Brown).Nace una estrellaEntre todas estas estrellas, sin embargo, ha surgido una nueva luminaria con una corta pero prometedora carrera. Es Matt Damon, un joven actor de 27 años con pinta de 18 que llevaba varios años intentando convertir en guión una historia que venía madurando desde la infancia: la de un niño pobre con especiales capacidades para las matemáticas a quien intentan convertir en un genio. Su guión fue tan bueno que clasificó en la categoría y además en las de mejor película, mejor director (Gus Van Sant), mejor actor (el propio Matt Damon), mejor actor de reparto (Robin Williams), mejor actriz de reparto (Minnie Driver) y otras tres nominaciones más. La película se llama Good Will Hunting y fácilmente podría ser la gran sorpresa de la noche. Competir con figuras de la talla de Dustin Hoffman, Peter Fonda, Jack Nicholson y Robert Duvall es el gran escollo de Damon, pero no hay duda de que más allá de sus posibilidades de ahora en adelante todo será ganancia. Algo parecido sucede con Minnie Driver, quien acompaña a Damon en Good Will Hunting. La joven actriz de Círculo de amigos tiene talento de sobra pero tendrá que vérselas con artistas tan recorridas como Joan Cusack, Julianne Moore, Gloria Stuart y Kim Basinger, quien por su papel en Los Angeles al desnudo podría obtener su primer Oscar. Esta cinta es, precisamente, la más completa de todas las que luchan en la categoría de mejor película. Su estructurado guión, la meticulosidad de los personajes, el desarrollo de su historia y su impecable edición la erigen en un símbolo del cine negro contemporáneo, un suceso similar al de Sospechosos de siempre. Sin embargo su punto débil tiene que ver con los gustos de los miembros de la Academia, quienes prefieren sentar cátedra moral con películas aleccionadoras o que rindan homenaje a la virtud antes que premiar apologías al caos. El ejemplo más cercano fue el de Buenos muchachos, la excelente cinta de Martin Scorsese sobre el mundo del hampa que tuvo que resignar sus opciones a comienzos de los noventa en favor de Danza con lobos, la soporífera pero pedagógica cinta de Kevin Costner. Con todo, este año la noche de los óscares se aproxima con la misma expectativa de siempre. Y aunque todo indica que Titanic será la gran galardonada de la noche las sorpresas pueden estar a la orden del día. Al fin y al cabo pocas veces se había reunido tanto talento en busca de la tan anhelada estatuilla.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com