Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/1996 12:00:00 AM

LA REINA MARGOT

La novela de Alejandro Dumas asume en la lente de Patrice Chereau el rostro de la poesía.

LA REINA MARGOT LA REINA MARGOT
Director: Patrice Chereau Protagonistas: Isabelle Adjani, Daniel Auteuil, Jen-Hugues Anglade, Vincent Perez, Virna Lisi, Dominique Blanc, Miguel Bosé. El pusilánime Enrique de Navarra no es el único que, según se rumora en París, huele a ajo, a cerdo y a sudor. En la corte francesa del siglo XVI todo apesta. El rey Carlos IX, delirante e inútil en su trono; su madre, Catalina de Médicis, astuta y siniestra en el arte de gobernar; su hermano Anjou, ávido de sangre y de poder. El hedor es el mismo en Notre Dame y en Louvre, en las calles del comercio y en los palacios de gobierno. Todo apesta y, sin embargo, todavía hay aire suficiente como para respirar y contener el aliento. Las guerras religiosas han azotado a Europa y católicos y protestantes franceses hacen el último intento por la reconciliación. La esplendorosa Margot, hija de Catalina y hermana de Carlos IX, es ofrecida en matrimonio al rey protestante de Navarra en un acto político que provocará una de las peores tragedias en la historia de Francia. El director de teatro Patrice Chereau, conocido por sus montajes alrededor de la obra de Bernard-Marie Koltés, se vale de la novela de Alejandro Dumas, La reina Margot, para llevar al cine uno de los más escalofriantes episodios en la lucha por el poder entre católicos y protestantes. Con la actuación de Isabelle Adjani en el papel de Margot, Daniel Auteuil en el de Enrique de Navarra, y Vincent Perez como La Möle, Chereau recrea con talento de artesano la tenebrosa noche de San Bartolomé, cuando cientos de protestantes fueron masacrados en las calles de París atraídos por el cebo de un matrimonio que estaba llamado a consumar la paz con los católicos. Pero, por encima de los tintes políticos, la película es ante todo una historia de amor. Inocente ante la fatalidad de los hechos, Margot se debate entre la fidelidad a su familia, la nobleza hacia su esposo y su irreprimible pasión por La Möle, un protestante a quien logró salvar de la masacre protegiéndolo en sus aposentos. La traición, la venganza, la codicia, el abandono, la hipocresía y el arrepentimiento van desfilando en los rostros de los protagonistas en una historia en la que nadie está a salvo. Chereau no descuida detalle en su intento por mostrar la magnitud del drama. Incluso, no es de sorprender que la película parezca una obra de teatro en su ritmo, en sus peleas dancísticas y en sus cuadros sobrecogedores, como la secuencia en la que La Möle, ensangrentado y en harapos, cae agónico en brazos de Margot y cree reconocer en ella a la virgen. O como la del rey Carlos IX, delirante en su fiebre arsénica, sudando sangre sobre el níveo vestido de Margot. Intrigante, compleja y desgarradora, La reina Margot asume en la lente de Chereau el rostro de la poesía, una oda colmada de símbolos que no hacen otra cosa que gritar las paradojas de una historia que todavía no se compadece con sus sobrevivientes.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "Es una refrendación de mi inocencia": Cepeda gana batalla jurídica a Uribe

    "Es una refrendación de mi inocencia": Cepeda gana batalla jurídica a Uribe

    close
  • Las razones por las que los estudiantes continúan marchando

    Las razones por las que los estudiantes continúan marchando

    close
  • Los mitos más populares de la ciencia

    Los mitos más populares de la ciencia

    close
  • "Nos hicieron un gran daño", organizador del concierto de Marduk

    "Nos hicieron un gran daño", organizador del concierto de Marduk

    close
  • ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    ¿Cuánta agua subterránea hay en el mundo?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1902

PORTADA

Memorias de medio siglo

Enrique Santos Calderón cuenta las últimas cinco décadas en Colombia a través de su papel en el movimiento estudiantil de los sesenta, su militancia en la izquierda en los setenta, su pluma en ‘Contraescape’, su oficialismo como director de ‘El Tiempo’ y su relación con el hermano-presidente.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1902

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.