Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/26/2004 12:00:00 AM

Ladrones glamurosos

Una de las películas más esperadas del año es 'La nueva gran estafa' con George Clooney, Brad Pitt, Catherine Zeta-Jones, Julia Roberts, Andy García y Matt Damon. SEMANA habló con sus protagonistas.

Ladrones glamurosos El nuevo Rat Pack: Matt Damon, George Clooney, Brad Pitt, Catherine Zeta-Jones, Andy García y Don Cheadle. Brad Pitt le dijo a SEMANA: "Me gustaría pensar que hacer esta película fue trabajo. Pero teniendo en cuenta la poca madurez de personas como George Clooney, fue más un juego"
Si se tratara de hacer cálculos, se podría decir, después de una simple suma, que para reunir a George Clooney, Brad Pitt,

Julia Roberts, Catherine Zeta-Jones, Andy García y Matt Damon en una misma película se necesitaría tener por lo menos 100 millones de dólares en el bolsillo. Porque cada una de estas estrellas -entre las que se encuentran ganadores y nominados al Oscar y protagonistas de exitosas películas- llegan a cobrar hasta 20 millones de dólares por cada papel. Sin embargo parece ser que en el mundo de Hollywood las matemáticas no son una ciencia exacta. Y la prueba de esto es que los productores de La nueva gran estafa (Ocean's Twelve) sólo tuvieron que pagar 10 millones de dólares para tenerlos a todos en escena.

¿A qué se debe esta increíble rebaja? ¿Acaso las celebridades tuvieron un repentino ataque de humildad y decidieron cobrar menos de lo que normalmente ganan? ¿O tal vez fue una cuestión de filantropía y prefirieron donar su sueldo a alguna causa noble o a una secta religiosa? La explicación es mucho más simple. Las estrellas de La nueva gran estafa no cobraron su sueldo por amistad.

SEMANA encontró a Clooney, García, Pitt, Damon y Zeta-Jones en Palm Springs, California, en una gira promocional de la película, y habló con ellos sobre su nuevo sueldo y sobre cómo fue hacer una de las películas más promocionadas del año.

El nuevo Rat Pack

Los protagonistas son buenos amigos desde hace años. De hecho parecen la versión del siglo XXI del famoso grupo de actores que en los 60 hicieron parte del Rat Pack. Justamente en 2001 el director estadounidense Steven Soderbergh se dio cuenta de esta similitud y los invitó a todos a filmar un remake de la película que protagonizaron en 1960 Frank Sinatra, Sammy Davis Jr, Peter Lawford, Dean Martin y Joey Bishop llamada Ocean's Eleven. Al igual que el grupo original, los dirigidos por Soderbergh se llevaron muy bien y crearon un excelente ambiente en la filmación. Además han compartido escena en películas como Tráfico, Solaris, Erin Brokovich y Confesiones de una mente peligrosa.

Esto es lo primero que anota George Clooney: "Es un gran grupo de personas y todos son mis amigos, menos Julia (Roberts), ella no nos agrada". Y aunque todo el tiempo está bromeando, Clooney es el alma del grupo. El actor, director, guionista y productor vendría a ser el equivalente a lo que Frank Sinatra fue en el Rat Pack original: es él quien los convoca y quien los convence de hacer películas. De hecho durante el rodaje en Italia, Clooney invitó a todos sus compañeros a quedarse en su villa en el lago de Como. Los rumores dicen que Clooney es un anfitrión espléndido, pero Matt Damon no parece estar tan convencido. "En realidad no fue gratis, todos tuvimos que pagarle a George de alguna forma. Prefiero no revelar lo que yo tuve que hacer". A lo que Clooney responde: "Matt es un gran huésped. Siempre tiende su cama y deja el baño muy limpio".

Todos coinciden en que hacer la película fue como ir a una fiesta de varios meses con sus mejores amigos. "Cuando llegamos a Italia Brad (Pitt) escribió un memorando en el que decía que yo era muy complicado y que no me gustaba que nadie me mirara a los ojos ni que me diera la espalda", cuenta Clooney. Y añade: "Además le dijo a todo el equipo de grabación que yo prefería que sólo me llamaran señor Ocean (como su personaje). Durante varias semanas la gente creyó que yo era un divo histérico". Pero Pitt sostiene que la que sufrió la peor broma fue

Catherine Zeta-Jones. "La logramos convencer de que en realidad estábamos haciendo una película". Pitt, un tipo muy sencillo y amable a pesar de ser el actor más famoso del mundo, también se burla de sus compañeros: "Quisiera poder decir que la pasé bien durante la filmación, pero no fue así. Las locaciones eran terribles; la comida, muy mala -sobre todo en Italia- y la compañía, insoportable. Fue una experiencia muy frustrante".

Durante las dos horas de entrevista ninguno de ellos quiso ser formal. Esto quedó claro cuando Clooney advirtió que Pitt estaba muy susceptible porque perdió ante Jude Law el título de 'El hombre vivo más sexy' que entrega todos los años la revista People. A lo que el protagonista de El club de la pelea respondió: "En realidad quien está más afectado con el hecho es Matt

Damon. Él trabajó muy fuerte para lograrlo y, de verdad, hizo una gran campaña. Con George tenemos pensado montar una clase, ya que ambos fuimos en años pasados los más atractivos del mundo y vamos a trabajar con los jóvenes candidatos como él".

Un gran plan

Cuando se estrenó en 2001 La gran estafa, su director y productores aseguraron que no habría una segunda parte puesto que era muy difícil reunir a tantas estrellas. Pero durante la gira de promoción en Roma, Clooney y Soderbergh comenzaron a tener nuevas ideas. Un día durante la cena -recuerda Clooney-, el director le dijo que tenía un borrador para el nuevo guión. La segunda parte mostraría la venganza de Terry Benedict (interpretado por el actor cubano Andy García), a quien la banda de ladrones encabezada por Danny Ocean (Clooney) le había robado 160 millones de dólares. Clooney estuvo de acuerdo y se comprometió a reunir de nuevo a su banda.

Después del viaje a Roma, Soderbergh le propuso la idea a Jerry Weintraub, de Warner Brothers. El productor no dudó en aceptar ya que la primera parte había recaudado 450 millones de dólares por concepto de taquilla en todo el mundo. Además, Weintraub tenía planeado filmar una historia del guionista George Nolfi llamada Honor among thiefs y le pareció que podía fusionar los dos proyectos. El guión de Nolfi narraba la competencia entre el mejor ladrón europeo y el mejor

de Estados Unidos por robar varios bancos y cómo ambos eran perseguidos por una bella detective. Acordaron mantener la idea original y agregarle los dos nuevos personajes que proponía el guión de Nolfi: una hermosa detective escocesa, interpretada por Zeta-Jones, y el ladrón europeo, a cargo del famoso actor francés Vincent Cassel.

La filmación se llevó a cabo en Amsterdam, París, Roma y Montecarlo. Sin embargo en esta ocasión Soderbergh quiso que su película fuera menos glamurosa. "Creo que no fue una decisión de

Soderbergh. Ahora somos menos elegantes y bien parecidos. Sobre todo, George: él ha envejecido mucho", dice Damon. Además los guionistas quisieron que en esta secuela sus protagonistas sufrieran un poco más. Pero, a diferencia de sus personajes, los actores sufrieron muy poco durante los meses que duró la filmación. Por ejemplo, Zeta-Jones sintió que todo fue demasiado fácil. "Básicamente mi trabajo consistía en besar a Brad Pitt todo el tiempo. No era agradable, pero alguien tenía que hacerlo. Mi esposo llamaba a preguntarme sobre el rodaje, y yo le respondía que estaba besando a Brad sobre un puente, luego en un callejón y después en un carro". Otro que se sintió muy cómodo fue Andy García. "Lo único que queda después de hacer una película es la experiencia y las amistades, y en este caso sí que fue una gran experiencia. Lo único similar que hay entre esta película y la versión original es que la camaradería es la misma".

Quien no quedó tan contento fue Soderbergh. Hace poco el director afirmó que el rodaje lo había dejado exhausto y que cada vez le gustaba menos hacer cine. Y es que sin duda filmar La nueva gran estafa debió ser agotador, no sólo por la cantidad de locaciones sino por la complejidad de la trama, llena de giros y flashbacks. Además,

Soderbergh es un realizador muy exigente que constantemente innova en su técnica y utiliza juegos que aprendió en sus primeros años en el cine independiente. El director de Sexo, mentiras y video, The Limey y Kafka siempre les da un estilo muy particular a sus películas.

Otro de los rumores sobre el rodaje de La nueva gran estafa es el de la supuesta pelea entre Zeta-Jones y Julia Roberts. Algunos han dicho que Roberts sintió celos de su compañera pues esta recibía mejor maquillaje y vestuario. Pero la misma Zeta-Jones lo desmiente. "No creo que ninguna de la dos tenga más protagonismo. Ambas tenemos un papel importante en la película. Este es un libreto democrático: está bien distribuido entre todos, sin favorecer a nadie en particular". Clooney también tiene una explicación: "Cuando Julia descubrió que estaba embarazada decidimos cambiar toda la historia del personaje. Así ella aparece más como una ama de casa que como una seductora ladrona". En todo caso el productor ha insistido en que nadie es más importante que nadie en la cinta.

Por el momento, Clooney y sus amigos siguen felices, cada día más ricos y hermosos. Ninguno quiere hablar de peleas, de exigencias o de salarios millonarios. Y tampoco, de la posibilidad de hacer una tercera parte (¿'La supernueva gran estafa'?) Clooney, como siempre, bromea al respecto. "Por ahora lo único que tenemos en mente es un musical llamado Ocean's 5, 6 y 7".

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.