Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/15/2003 12:00:00 AM

Los clásicos contra Harry Potter

Con una antología de textos literarios de grandes escritores, Harold Bloom propone lo que se ha considerado un polémico 'canon infantil'.

Harold Bloom
Relatos y poemas para niños
Extremadamente inteligentes de todas las edades
Anagrama, 2003
694 paginas

No contento con ser el líder de los detractores de J. K. Rowling, la autora de la saga de Harry Potter, Harold Bloom, el reconocido profesor de las universidades de Yale y Nueva York, quiere dar un paso adelante y pasar al contraataque con una ambiciosa antología de textos para niños. "Todos contra Harry", parecería ser ahora su grito de combate.

Para Bloom, Harry Potter es mala literatura, sin imaginación y repleta de lugares comunes. Y, cuando los padres defensores de Harry le dicen que al menos sus hijos han recuperado el gusto por la lectura -el argumento más fuerte a su favor- éste replica en forma contundente: "Stephen King, el autor de esos espantos de terror, vino en mi ayuda. Escribió una reseña en The New York Times donde decía, con toda seriedad, que los chicos que leían a Harry Potter a los 9 ó 10, en la adolescencia iban a leer a Stephen King. ¡Está exactamente en lo cierto, no es que vayan a pasar a Cervantes o Shakespeare!".

De entrada, Bloom no acepta la categoría de literatura para niños, que en el pasado pudo tener alguna utilidad, pero que ahora le parece más bien una máscara para la estupidización que está destruyendo la cultura literaria. Todo lo que hoy se ofrece comercialmente como literatura infantil le parece "un menú insuficiente" para cualquier lector de cualquier edad, en cualquier época. "Yo leí casi todo lo que he reunido en este libro entre los 5 y los 15 años, y lo sigo leyendo a los 71". En realidad, su concepto de "niño" es bastante amplio y puede llegar a entenderse como una metáfora que designa al ser humano dispuesto a aprender, en cualquiera de sus diferentes edades.

¿Entonces, en qué consiste esta antología? ¿Es una especie de "canon infantil" hecho por el autor del polémico canon occidental? El título mismo ya es una provocación: Relatos y poemas para niños extremadamente inteligentes de todas la edades. Y, por si fuera poco, Bloom ha dicho, pretenciosamente, que allí se encuentran los textos que Borges hubiera elegido para los niños: Chesterton, Kipling, Lewis Carroll. Como quien dice: no todo ha de ser simple y alegre para ser buena literatura para los niños.

Al observar que la selección de 40 relatos y 85 poemas, incluye también a Tolstoi, Shakespeare, Dickens, Gogol, Turguniev, Melville y Edgar Allan Poe, para citar unos cuantos nombres, hay que concluir necesariamente que se trata de una antología de clásicos. ¿Para niños? Tal vez sí, porque abunda lo fantástico, y hay cuentos de fantasmas (los fantasmas les encantan); cuentos feroces de los hermanos Andersen y Grimm con la suficiente calidad estética que impide que se conviertan en el Marqués de Sade (y los libros para niños pueden ser "sanamente feroces", pero nunca crueles). Y, además, Bloom se cuidó de que los textos escogidos no tuvieran ningún grado de complejidad formal ni dificultad que un niño no pueda superar con un poco esfuerzo. No hay nada oscuro, nada que no "enseñe y deleite".

Estimular la lectura en los niños, pero no a cualquier precio sino con escritos de calidad, que ejerciten sus facultades mentales y los ayuden a construir su personalidad es, a nuestro juicio, la tesis más importante y para nada descabellada que Bloom aporta con su libro al debate actual. Ahora bien, como toda antología, la suya es arbitraria y discutible. Predomina la literatura anglosajona (por cierto, la poesía traducida del inglés pierde todo su poder de encantamiento), con rápidos vistazos a otras literaturas y no hay nada de literatura hispanoamericana. Es reaccionaria: llega sólo hasta los comienzos del siglo XX, porque para el ilustre profesor después de la Primera Guerra Mundial el modernismo acabó con "la especulación y el asombro visionario"; es ingenua: resulta tonto creer que la cultura mediática puede combatirse sólo con un voluminoso libro de 700 páginas; e injusta: por ningún motivo una antología para niños puede dejar de lado a El principito o a ese maestro que se llama Roal Dahl.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Las risas que provocó el discurso de Trump en la ONU

    Las risas que provocó el discurso de Trump en la ONU

    close
  • "La creatividad no se puede comprar, se adquiere invirtiendo en educación"

    "La creatividad no se puede comprar, se adquiere invirtiendo en educación"

    close
  • El abecé del duquismo

    El abecé del duquismo

    close
  • "Creemos que incluso en los negocios, vivir feliz es muy importante'

    "Creemos que incluso en los negocios, vivir feliz es muy importante'

    close
  • Colombianos en Harvard: "para llegar acá no hay que ser genio"

    Colombianos en Harvard: "para llegar acá no hay que ser genio"

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1899

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.