Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/31/2019 1:30:00 AM

Los Silencios, o cómo nutrir desde otros ángulos la visión de la guerra

Esta coproducción de Colombia, Francia y Brasil intenta acercarse a la guerra en el país, a partir de un espacio poético donde los vivos y los muertos se comunican.

Los Silencios, o cómo nutrir desde otros ángulos la visión de la guerra En el Directors’ Fortnight, del Festival de Cine de Cannes 2018, la película recibió una ovación de cinco minutos.
Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

País: Colombia, Francia, Brasil

Año: 2018

Directora: Beatriz Seigner

Guion: Beatriz Seigner

Actores: Marleyda Soto, Enrique Díaz

Duración: 89 min

Calificación: 3 estrellas

Lo más interesante de Los silencios es su apuesta por aproximarse a las consecuencias del largo conflicto nacional sin abandonar lo poético, lo colorido, lo imaginativo. Viéndola me preguntaba si ese énfasis tan poco usual en el cine nacional –y tan necesario– se deba a que la directora, Beatriz Seigner, es brasileña y no lleva encima la carga de tantos años de noticias ininterrumpidas de violencia y muerte con las que todos acá inevitablemente crecemos.

Pensaba si semejante educación que tuvimos, si todo ese dolor e injusticia que presenciamos en vivo y en los medios, no habrá hecho difícil buscarle esa dimensión poética tan clave para un entendimiento integral de lo sucedido. Ojalá que no.

Este es el retrato de una mujer (Marleyda Soto) que llega con un niño y una niña, desplazada a una extraña isla en la frontera entre Colombia, Perú y Brasil. A su marido lo desaparecieron, ella no sabe si está vivo o muerto y le toca recurrir a una tía que la acoge y le ayuda a aterrizar en esta tierra extraña.

Toda esta parte de la cotidianidad no es tan interesante ni tan creíble, quizás por la cantidad de eventos que la película comienza a narrar, pero que abandona por otro asunto igualmente anodino que al poco tiempo también deja atrás.

Así, en el colegio le piden al niño un uniforme, pero está muy caro y la mamá busca a alguien que le preste algún modelo que nadie le ofrece; habla con un lanchero por un trabajo, pero él le dice que no quiere meterse en problemas, sin decir qué problemas serán esos; hay una reunión de vecinos para hablar de un casino que quiere comprar todo en la isla, pero el proyecto desaparece súbitamente sin dejar rastro.

La relación de la madre con su hijo sí tiene algo de continuidad, pero no mucha variedad: a veces él le grita a ella, muy a menudo ella le grita a él. Y entre los dos no se siente empatía ni cariño, sino una retadera agotadora y gratuita, con una agresión repetitiva que nunca llega a ser drama.

 Lo más interesante de Los silencios es su apuesta por aproximarse a las consecuencias del largo conflicto nacional sin abandonar lo poético

Pero luego entra en un tema con los muertos que compensa en cierta medida. “¿Tu abuelita ya te ha contado de los fantasmas de acá, de la isla?”, le pregunta una compañera de colegio a la niña. “Hay muchos y tienes que tener cuidado”. A partir de ahí, Los silencios se abre para empezar su intento por pensar poéticamente las consecuencias del acuerdo de paz con las Farc.

Los fantasmas se reúnen en el río y hablan de lo que han hecho, de lo que esperan, de su posible descanso, de la opción de perdonar o de olvidar. Los colores fosforescentes le dan un aire irreal, pero los testimonios lo aterrizan en el contexto.

Las personas que reflexionan no son actores, sino víctimas de la violencia que han asumido a medias el lenguaje institucional –por ejemplo, repiten “conflicto armado” para hablar de lo vivido– y que por momentos no pueden contener sus lágrimas. Es extraño verlos ahí, insertados en una ficción, con sus lágrimas de verdad y su sufrimiento que se vuelven imagen y anécdota.

A pesar de esta sensación extraña, Los silencios da pistas sobre cómo nutrir desde otros ángulos la visión de la guerra.

CARTELERA

Qué dirá la gente - 3 estrellas

Drama sobre el choque cultural entre una muchacha criada en Noruega y sus padres que migraron desde Pakistán.

Alerta submarina - 3 estrellas

El danés Thomas Vinterberg dirige este drama angustioso que reconstruye la tragedia del submarino ruso Kursk en 2000.

Red infernal - 1½ estrellas

Película española de terror de bajo presupuesto sobre unos torturadores de gente que tienen un canal exitoso en una red social.

Había una vez… en Hollywood - 2½ estrellas

Lo nuevo de Tarantino es una película innecesariamente larga, con una musicalización y actuaciones impecables, situada en el Hollywood de 1968-1969.

EDICIÓN 1950

PORTADA

María Paula Correa, el poder en la sombra

Su nombramiento como jefe de gabinete convierte a esta joven abogada en la segunda persona más importante del Gobierno después del presidente Duque. ¿Quién es ella?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1950

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.